15 de noviembre 2011 - 23:18

Régimen sirio liberó a más de mil detenidos implicados en las revueltas

El canal estatal precisó que 1.180 detenidos, implicados en los incidentes en Siria y que tenían sus manos limpias de sangre, fueron liberados hoy (martes).
El canal estatal precisó que "1.180 detenidos, implicados en los incidentes en Siria y que tenían sus manos limpias de sangre, fueron liberados hoy (martes)".
Un millar de detenidos fueron liberados el martes en Siria, que vivió otra jornada de sangrientos enfrentamientos, en víspera de una reunión de la Liga Árabe para confirmar la suspensión del régimen de Damasco, cada vez más aislado.

El canal estatal precisó que "1.180 detenidos, implicados en los incidentes en Siria y que tenían sus manos limpias de sangre, fueron liberados hoy (martes)".

El 5 de noviembre las autoridades sirias ya habían liberado, con motivo de la fiesta musulmana de Al Adha, a 553 personas detenidas durante la represión.

Por otra parte, los militantes informaron sobre la puesta en libertad del opositor Kamal Labuani, condenado a 12 años de prisión, "gracias a una amnistía presidencial (...) que redujo a mitad su pena de prisión".

La liberación de los detenidos se produce en vísperas de reunión extraordinaria en Rabat de la Liga Árabe para ratificar la decisión de suspender la participación de Siria en esta organización panárabe, votada el 12 de noviembre por 18 de sus 22 miembros.

Pero las monarquías del Golfo descartaron este mismo martes la posibilidad de celebrar otra cumbre de la Liga Árabe sobre Siria, como había pedido esta última al conocer su suspensión.

La suspensión fue decidida para obligar a Siria a aplicar un plan árabe que prevé, entre otros aspectos, la puesta en libertad de los manifestantes y la retirada de las fuerzas armadas de las ciudades.

Por otro lado, 19 militares y un niño murieron en actos violentos este martes en Siria, cuyo régimen parece cada vez más aislado ante la cruenta represión de una revuelta lanzada hace ocho meses.

Además, en Homs, baluarte de la contestación popular, el hospital nacional recibió 19 cuerpos, según el Observatorio sirio de Derechos Humanis (OSDH), que teme que correspondan a los de los sirios secuestrados durante los dos últimos días por los milicianos leales al régimen de Bashar al Asad.

No es posible confirmar estos balances debido a que los medios de comunicación no pueden circular libremente por el país, donde, según la ONU, hasta el momento murieron al menos 3.500 personas por la represión.

El lunes, en una de las jornadas más sangrientas desde el comienzo de la revuelta el 15 de marzo, perdieron la vida 70 personas.

Un activista de derechos humanos teme que el régimen de Asad "amplifique su represión sangrienta" contra los manifestantes prodemocráticos, a raíz de la decisión de la Liga Árabe, que también amenazó a Damasco con sanciones económicas.

Además de manifestaciones pacíficas que piden la caída del régimen, desde hace un mes se han multiplicado los enfrentamientos armados entre desertores y soldados, lo que hace temer que el país se hunda en una guerra civil.

El martes, Turquía decidió interrumpir las exploraciones petroleras conjuntas con Siria y amenazó con revisar su suministro de electricidad ante el deterioro de las relaciones con ese país, otrora uno de sus aliados regionales.

La Liga Árabe examina "un mecanismo para la protección de los civiles" y quisiera enviar 500 miembros de organizaciones árabes de derechos humanos, de la prensa y observadores militares al país.

El rey Abdalá II de Jordania fue más lejos pidiendo a Asad que "deje el poder".
Entretanto, la Unión Europea extendió sus sanciones contra el régimen sirio a 18 personas y decidió congelar los créditos europeos al país.

El gigante petrolero francés Total aseguró el martes que el gobierno sirio ha dejado de pagarle por su producción petrolera en el país, sometido desde hace dos meses a sanciones europeas y estadounidenses.

Una delegación del Consejo Nacional Sirio (CNS), que reagrupa a la mayoría de las corrientes opositoras, afirma querer "superar la crisis" "sin intervención militar exterior", y se encuentra en Rusia para abordar el tema con las autoridades, reacias a apoyar sanciones contra el régimen de Asad.

Dejá tu comentario

Te puede interesar