19 de octubre 2006 - 00:00

Rice le garantizó a Japón la defensa contra Norcorea

De visita enTokio,CondoleezzaRice sonríemientrasescucha a sucolegajaponés, TaroAso.
De visita en Tokio, Condoleezza Rice sonríe mientras escucha a su colega japonés, Taro Aso.
Tokio (EFE, Reuters, AFP, LF) - La secretaria de Estado norteamericana, Condoleezza Rice, afirmó ayer que Estados Unidos defenderá a Japón en caso de conflicto con Corea del Norte y subrayó que el ensayo nuclear norcoreano ha traído inestabilidad a Asia.

Rice llegó ayer a Tokio para examinar con el gobierno japonés la forma óptima de aplicar las sanciones que el Consejo de Seguridad de la ONU impuso el pasado sábado a Corea del Norte por su ensayo nuclear del 9 de octubre.

Corea del Norte ha calificado la resolución como «una declaración de guerra» y ha amenazado con atacar a cualquier país que intente imponerle sanciones que amenacen a su soberanía e independencia.

La visita de Rice a Tokio, de donde partirá mañana hacia Seúl, es la primera etapa de una gira asiática en la que la dama de la diplomacia estadounidense pretende forjar una mayor cohesión entre los vecinos de Corea del Norte para evitar nuevas sorpresas del régimen comunista.

Rice se reunió ayer con el ministro de Relaciones Exteriores japonés, Taro Aso, y hoy tiene previsto conversar con el primer ministro de este país, Shinzo Abe, sobre la nueva situación creada en Extremo Oriente por la prueba nuclear de Corea del Norte.

Según la agencia «Kyodo», Rice indicó a los reporteros que viajan con ella en esta gira asiática (que la llevará también a Seúl y Pekín) que ese ensayo nuclear «lleva consigo un potencial de inestabilidad en la región que hasta ahora no existía».

Por ello, subrayó, «es extremadamente importante reafirmar con fuerza los compromisos defensivos de EE.UU. con Japón y Corea del Sur», sus aliados en la región del nordeste de Asia.

En declaraciones a la prensa tras reunirse con Aso, la secretaria de Estado norteamericana reiteró al gobierno de Abe «el firme compromiso de Estados Unidos en la defensa de Japón».

Rice también urgió a Tokio y hoy lo hará a Seúl sobre la necesidad de desarrollar cuanto antes un sistema de detección de radiación y otros tipos de inspecciones a fin de impedir que Corea del Norte pueda importar y exportar materiales nucleares.

Una de las mayores preocupaciones de EE.UU. por la prueba nuclear, que el pasado 9 de octubre demostró que Corea del Norte posee armas de ese tipo, es que el régimen comunista pueda vender esa tecnología atómica a grupos terroristas y países enfrentados a Washington.

En Corea del Sur, Rice tiene previsto celebrar una reunión trilateral con el ministro de Exteriores nipón y el titular surcoreano de esa cartera, Ban Ki-moon.

Después viajará a Pekín, la parte más difícil de su gira asiática dados los fuertes lazos que China mantiene aún con Corea del Norte.

El viaje concluirá en Rusia, otro de los pocos aliados que le quedan al régimen del dictador Kim Jong-il.

Dejá tu comentario

Te puede interesar