Ofensiva "quirúrgica" y "desarme" ucraniano: qué dicen los especialistas sobre el avance de Rusia

Mundo

El estallido del conflicto tiene como eje a la OTAN e injerencia de Estados Unidos en Ucrania. Cómo beneficiaría la guerra a China

La ofensiva militar de Rusia en Ucrania debería ser "quirúrgica" y ordenar un desarme en el territorio para evitar cualquier actitud bélica a futuro ordenada desde Kiev, su capital, opinaron especialistas sobre el conflicto que está en el ojo del mundo.

De acuerdo al experto en política rusa Marcelo Montes, el presidente ruso, Vladimir Putin, observó como una "ventana de oportunidad" el estancamiento de las negociaciones en torno a la crisis en Ucrania y las respuestas elusivas de Washington a las demandas de Moscú.

Asimismo, la guerra que se desató y el avance de las tropas del Kremlin tiene como "gran ganador" a China, consideró.

Montes aseguró que Putin es "táctico" y que no tiene interés en prolongar este conflicto, al tiempo que remarcó que "esto no es Crimea".

"Es salir en defensa de un territorio ucraniano, habitado mayoritariamente por ucranianos y que supone un costo para las alicaídas finanzas del Kremlin", fijó.

Desde su punto de vista, Rusia llevará a cabo una operación "quirúrgica", que no duraría más allá del fin de semana.

En ese tiempo intentará instaurar un nuevo Gobierno en Kiev afín a sus intereses o al menos consolidar sus fuerzas en el este.

En tanto que el periodista y especialista en relaciones con Rusia Hernando Kleimans, consideró que Moscú no tiene interés en invadir Ucrania y podría servirse del modelo aplicado en Georgia en 2008, donde la intervención militar rusa en apoyo a dos regiones separatistas duró apenas cinco días.

"Va a haber desarme y desinstalación de la estructura militar ucraniana para que quede esterilizada cualquier actitud bélica de Kiev", explicó Kleimans.

"La OTAN aquí está navegando entre la apariencia de firmeza versus la inacción, porque finalmente ha sido sorprendida", manifestó Montes.

En tanto, Heimans subrayó que las sanciones occidentales que se aplicaron y aplicarán son contra personas o bancos específicos, pero que a Rusia "ya no le hacen nada".

"Ya no es 2014, cuando empezaron las sanciones y Rusia no estaba preparada. Hoy lo está y además tiene un pequeño socio que llama China", señaló el también historiador, que precisó que la mayoría de negocios de combustibles hechos por Moscú se hacen en rublos o en yuanes.

Dejá tu comentario