Se agrava el paro de camioneros en Chile

Mundo

Santiago (AFP, Reuters) - Más de 60 mil camioneros chilenos frenaron ayer sus actividades y amenazaron con paralizar al país, en la primera movilización nacional del gremio desde 2000, en protesta por las medidas oficiales que consideran insatisfactorias para paliar el aumento del precio de los combustibles.

La movilización, de 48 horas, alcanzaba ayer una adhesión de 80%, según dijo Diego Ramírez, vocero de la Confederación Nacional de Dueños de Camiones.

Los manifestantes se habían movilizado en todas las regiones del país, sin que se registraran incidentes en las rutas, agregó Ramírez. «El desarrollo de este movimiento es masivo, se ha plegado todo el gremio, los camiones se estacionan en las banquinas, sin dificultar el paso de otros vehículos. La propia autoridad policial coincide con esta evaluación», señaló el portavoz del gremio. El sector de los camioneros asegura transportar 93% de la carga del país.

«Creemos que es un paro injusto y lo único que esperamos es que este paro que inmoviliza a una parte del país termine lo más pronto posible», dijo el vocero del gobierno, Francisco Vidal.

La movilización fue ratificada el lunes poco después de que la presidente, Michelle Bachelet, anunciara que inyectará mil millones de dólares al Fondo de Estabilización de los precios de los Combustibles derivados del Petróleo (FEPC). Se espera que con la medida, que debe aún ser aprobada por el Congreso, el precio de los combustibles baje cerca de 10%.

Los recursos aportados durarían por los próximos dos años, en dependencia del alza internacional del petróleo, del que Chile es un importador neto, y cuyas fluctuaciones en su precio impactan con fuerza sobre la inflación, que llega a 8,5% anual.

Sin embargo, la mandataria socialista no hizo alusión a la posibilidad de eliminar o rebajartransitoriamente un impuesto específico que grava al diésel, insumo clave de los camioneros, tal como ocurrió con un tributo a las naftas hace unos meses.

«Ya que no hay ningún indicio por parte del gobierno, ni voluntad clara de acercarse a los dueños de los camiones, creo que la medida más lógica es prolongarlo indefinidamente», aseguró Héctor Farías, portavoz de unos 3.000 camioneros estacionados en la Ruta Longitudinal Sur, a unos 40 kilómetros de Santiago.

  • Olvido

    Farías afirmó que el gobierno olvida que el alto precio de los combustibles no sólo afecta a los camioneros, sino también al transporte colectivo, al taxista, a la dueña de casa y al ciudadano común.

    «El gobierno se refugia diciendo que a nivel internacional el valor del petróleo está caro, pero lo que se le olvida al ministro de Hacienda (Andrés Velasco) es que la mitad del valor corresponde a impuestos», concluyó.

    La movilización es la primera que realiza el poderoso gremio de los camioneros desde octubre de 2000, cuando paralizó todo el país por el alza en el valor del petróleo y para pedir una rebaja en el mencionado tributo. En ese entonces lograron una rebaja de 25%.

    Ese impuesto existe desde hace varias décadas y fue creado para el mantenimiento y la reparación de las rutas, aunque a juicio de los dueños de camiones ya no se justifica, porque todas las principales rutas de Chile son actualmente privadas.

    En la actualidad, el fisco local cuenta con los mayores recursos de su historia, tras acumular en los últimos dos años más de 26.000 millones de dólares de superávit, por el alza internacional en el valor del cobre, del que Chile es el principal productor mundial.
  • Dejá tu comentario