Siria: partidarios de Asad atacaron varias embajadas árabes

Mundo

Grupos de manifestantes leales al gobierno sirio asaltaron las sedes de las embajadas de Marruecos, Qatar y Emiratos Árabes Unidos en Damasco y rodearon la residencia del embajador marroquí, informaron medios árabes.

Los hechos llegaron luego de que grupos de oficialistas atacaran esta semana las sedes diplomáticas de países que motorizaron la decisión de la Liga Árabe de suspender a Siria por la represión de una revuelta opositora de ya ocho meses.

La suspensión aisló aún más al gobierno del presidente Bashar al Asad, para quien la "primavera árabe" comenzó con protestas pacíficas en demanda de libertades que luego escalaron hasta un conflicto cada día más parecido a una guerra civil, con represión militar y una insurgencia armada que ataca a fuerzas de seguridad.

Según la ONU, al menos 3.500 personas murieron desde el inicio del levantamiento contra Al Asad, en marzo pasado, la mayoría de ellos civiles opositores fallecidos por la represión de protestas.

Hoy, presuntos desertores del Ejército sirio que se pasaron a la oposición atacaron un edificio de inteligencia militar en la ciudad de Harasta, en el sur del país, y mataron a 6 soldados e hirieron a más de 20, informaron activistas opositores.

"Desertores del Ejército atacaron las oficinas de inteligencia de las Fuerzas Aéreas en Harasta con cohetes antitanque y después se enfrentaron con soldados leales al régimen de Al Asad", dijo una de las fuentes a la agencia de noticias DPA.

Por otro lado, al menos 17 civiles murieron en diferentes localidades sirias a manos de las fuerzas fieles al presidente Al Asad, según informó el grupo opositor Comités de Coordinación Local, con sede en distintas ciudades de Siria.

Esta semana, grupos de oficialistas atacaron las embajadas de Arabia Saudita, Jordania y Qatar en Damasco en protesta por la suspensión de la Liga Árabe.

Hoy, decenas de personas volvieron a atacar la embajada de Qatar, la de Emiratos Arabes Unidos y la de Marruecos, y además rodearon la residencia el embajador marroquí, informaron las cadenas televisivas panárabes Al Jazira y Al Arabiya.

Pese a aprobar sanciones contra Siria, Turquía y la Liga Árabe se dijeron hoy contrarios a "cualquier intervención extranjera en Siria", según señaló un comunicado conjunto divulgado al término del Foro de cooperación turco-árabe en Rabat, Marruecos.

"El Foro considera que es necesario frenar el derramamiento de sangre y evitar a los civiles sirios nuevos actos de violencia y pide que se adopten medidas urgentes para garantizar la protección de los civiles", añadió el comunicado.

"Los ministros igualmente insistieron sobre la importancia de la estabilidad y la unidad de Siria, y sobre la necesidad de encontrar una solución a la crisis sin que haya una intervención extranjera", completó.

En tanto, el canciller turco, Ahmet Davutoglu, advirtió hoy que el gobierno de Al Asad se enfrentará al "aislamiento" por incumplir su compromiso con la Liga Árabe de terminar con la represión violenta a las manifestaciones antigubernamentales.

"El régimen sirio no cumplió los compromisos que asumió tras la resolución del 2 de noviembre", declaró Davutoglu en referencia a la propuesta de la Liga Árabe de poner fin a la violencia en Siria, que contemplaba la salida del ejército de las ciudades, la liberación de los detenidos durante las protestas y el inicio de un diálogo con la oposición.

"El costo para la administración siria de no cumplir las promesas que hizo a la Liga Arabe es su aislamiento en el mundo árabe", aseguró el ministro turco durante la reunión de ministros de Asuntos Exteriores árabes, que se celebró en la capital de Marruecos, Rabat, y a la que asistió como invitado.

Por su parte, Francia llamó a consultas a su embajador en Siria debido a la renovada violencia que vive el país, reveló el Canciller francés, Alain Juppé.

En un discurso ante el Parlamento, Juppé expresó que el embajador Eric Chevallier fue convocado a París tras los nuevos incidentes en Siria, que, aseguró, llevaron también a Francia a cerrar sus oficinas consulares en Alepo y Latakia así como sus instituciones culturales.

Los edificios de la misión francesa en Alepo y Latakia forman parte de los varios edificios de embajadas extranjeras que fueron atacados por manifestantes progubernamentales el fin de semana pasado.

En tanto hoy, en ocasión del 41° aniversario del golpe de Estado que en 1970 llevó al poder a Hafez al Asad, padre del actual presidente, miles de simpatizantes del gobierno salieron a las calles en Damasco y Latakia, principal puerto del país, según informó la agencia de noticias ANSA.

También hoy, el Ejército Sirio Libre (ESL), grupo de soldados desertores que se unieron a los manifestantes opositores al régimen, anunció la creación de un Consejo militar provisorio.

El objetivo de este Consejo es la caída del poder del presidente Al Asad y la protección de la población, según se informó.

En un comunicado al que tuvo acceso ANSA a través de una copia, el ESL destacó que "el consejo militar provisorio fue creado para enfrentar las necesidades de la fase actual de la revolución siria".

Dirigido por el coronel Riad Asad, que se encuentra en uno de los seis campos de refugiados sirios en la provincia turca de Hatay, en la frontera con Siria, el ESL tiene como objetivo hacer "caer el régimen, proteger a la población y las propiedades públicas y privadas del país e impedir la anarquía después de la caída de la dictadura", agregó el comunicado.

Dejá tu comentario