¿Qué va a pasar ahora en Sri Lanka?

Mundo

El primer ministro de Sri Lanka, Ranil Wickremesinghe, juró como presidente interino en reemplazo de Gotabaya Rajapaksa, que dimitió al cargo tras huir al extranjero.

El primer ministro de Sri Lanka, Ranil Wickremesinghe, juró como presidente interino tras la renuncia de Gotabaya Rajapaksa, que en medio de protestas se fue del país, pero aún hay una crisis económica y política que prevalece. A continuación, algunas claves para entender lo que podría suceder en las próximas semanas en esta isla al sur de India de 22 millones de habitantes.

Bajo el mandato de Gotabaya Rajapaksa, Sri Lanka se declaró en default. Desde finales de 2021, el país es incapaz de financiar incluso sus importaciones más esenciales. Esta crisis se desencadenó por la pandemia de Covid-19, que devastó el sector turístico de la isla, importante generador de divisas, pero se vio agravada por una serie de malas decisiones políticas.

Incluso los aliados más acérrimos del presidente se fueron alejando de él a medida que se agravaba la escasez de alimentos, electricidad, combustible y medicinas. El descontento popular estalló el 9 de julio, cuando cientos de manifestantes tomaron por asalto la residencia de Rajapaksa, quien huyó a una base de la marina antes de abandonar el país.

Gotabaya Rajapaksa recibió el apodo de "Terminator" por aplastar la rebelión tamil cuando era ministro de Defensa bajo la presidencia de su hermano mayor Mahinda Rajapaksa entre 2005 y 2015. Era apreciado por la mayoría budista, pero aborrecido por las minorías tamil y musulmana. La población se unió contra Rajapaksa cuando la inflación superó el 50% y cuatro de cada cinco personas se vieron obligadas a saltarse comidas por la escasez de alimentos.

La Constitución de Sri Lanka prevé que el primer ministro asuma como presidente interino hasta que se nombre un nuevo jefe de Estado en el plazo de un mes. Wickremesinghe, de 73 años, está al frente del país desde que Rajapaksa dimitió formalmente el 14 de julio, a los dos años y siete meses de su mandato de cinco años. El parlamento debe reunirse ahora para nombrar a un nuevo presidente que complete el mandato iniciado por Rajapaksa. La reunión tendrá lugar el miércoles.

El presidente interino Ranil Wickremesinghe, un prooccidental que fue primer ministro seis veces, es el gran favorito. Cuenta con el apoyo del SLPP, el partido de Gotabaya Rajapaksa, que goza de una mayoría relativa en el parlamento. Sin embargo, nada es seguro, ya que el voto de los diputados es secreto. En el pasado, algunos han sido acusados de haber vendido sus votos.

Otro candidato fuerte es el exministro de Medios de Comunicación Dullas Alahapperuma, de 63 años, disidente del SLPP. Asimismo, el principal líder de la oposición, Sajith Premadasa, de 55 años, anunció el viernes por la noche su candidatura. El exjefe del ejército Sarath Fonseka, de 71 años, enemigo declarado de la familia Rajapaksa, también podría probar suerte.

Todos los partidos políticos de Sri Lanka apoyan las negociaciones en curso con el Fondo Monetario Internacional (FMI) para un paquete de rescate. El país, cuya economía se fundió por completo, dejó de pagar su deuda externa de u$s51.000 millones a mediados de abril. El FMI dijo el jueves que esperaba que la crisis se resolviera rápidamente para poder reanudar las negociaciones, interrumpidas por los acontecimientos.

Pero la adopción de un plan de rescate se complicará probablemente por las divisiones en el parlamento, donde ningún partido tiene una mayoría clara. Y el país ya no tiene recursos para celebrar ni siquiera nuevas elecciones parlamentarias a corto plazo.

Dejá tu comentario