Triunfo opositor en elecciones parlamentarias de Polonia

Mundo

La oposición liberal obtuvo hoy 43,6 por ciento de los votos en las elecciones legislativas en Polonia, contra 31,1 de la coalición derechista que está en el gobierno, según encuestas en boca de urna, lo que marca el fin de la era de los gemelos Kaczynski.

Según los primeros resultados, difundidos por el canal TV24, el partido liberal de oposición Plataforma Cívica, conducido por Donald Tusk, historiador de 50 años, ganó con margen suficiente para formar gobierno solo.

Así, llega a su fin la era de los gemelos Kaczynski, los derechistas que objetan la integración europea y, sobre todo, los principios liberales de la UE.

El primer ministro reconoció la derrota. "Hemos perdido contra un amplio frente", declaró.

En tanto, Tusk se declaró feliz y dijo que al concurrir a votar verificó que muchos polacos tienen esperanzas en que el país mejore.

La afluencia electoral llegó hoy a 55,3 por ciento, un récord en Polonia desde el fin de los gobiernos comunistas.

En tanto, el LID, bloque electoral entre demócratas y varias formaciones de izquierda post comunistas, obtuvo 12,6 por ciento.

Otra formación, PSL, conocida como partido de los ciudadanos, consiguió 8,3 por ciento.

Los demás partidos no llegaron a 5 por ciento y por tanto no consiguieron representación en el parlamento, que es el que designa al ejecutivo, según los resultados provisorios conocidos por la noche, después de que la Comisión Electoral prohibió durante cuatro horas su difusión.

Si el resultado se confirma, en el parlamento el partido de Tusk tendrá en la Cámara de Diputados 226 bancas, el derechista hoy en el gobierno 156, el LID 50 y el PSL 27.

En el Senado, Plataforma Cívica contará con 67 bancas.

PIS, de los gemelos Kaczynski, contará con 26, el LID con 5 y los independientes 2.

El nacionalismo del primer ministro Jaroslaw Kaczynski, y de su hermano gemelo, el presidente Lech Kaczynski, puso en aprietos más de una vez al conjunto de la UE.

Así fue durante la presidencia alemana de la Unión, cuando en junio Polonia propuso que para la consideración de las cuotas de poder dentro de los organismo europeos, se tomara en cuenta la población polaca antes de la Segunda Guerra Mundial, es decir antes de la ocupación del país por Alemania y del extermino nazi.

La UE esperaba, por esas y otras posiciones de los gemelos, un triunfo del opositor Tusk, quien en su trayectoria política incluye su postura de rechazo a los gobiernos comunistas y su adhesión al sindicato Solidaridad, de Lech Walesa.

Tusk, jefe de la coalición opositora, dijo: "Hoy soy el hombre más feliz del mundo".

"Estoy feliz, no sólo porque gané sino también porque hoy encontré a mis electores que, sonriendo, me han dicho que creen que Polonia estará mejor", declaró.

Dejá tu comentario