Trump planea participar del segundo debate el 15 de octubre

Mundo

El director de Comunicaciones de la campaña de Donald Trump, Tim Murtaugh, manifestó que "es la intención del presidente debatir" a pesar de su reciente contagio de coronavirus.

A pesar de que aún sigue infectado de coronavirus, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, planea participar en el próximo debate presidencial programado para el 15 de octubre en Miami.

El director de Comunicaciones de la campaña del mandatario, Tim Murtaugh, manifestó a la prensa local que "es la intención del presidente debatir".

La presencia del mandatario en el debate no había sido confirmada ya que se contagió de coronavirus y fue internado el viernes en el Centro Médico Walter Reed.

Sin embargo, el presidente de Estados Unidos anunció que ya será dado de alta este lunes y aseguró a través de Twitter: “Me siento realmente bien! No le tengan miedo al Covid-19. No dejen que domine su vida".

Más temprano, el médico de la Casa Blanca, Sean Conley, dijo que Trump cumplió con todos los criterios para ser dado de alta del hospital luego de su diagnóstico de Covid-19 y aseguró que sus condiciones mejoraron en las últimas 72 horas, aunque también dijo que su cuadro fue más serio de lo que se informó y que deberá seguir monitoreado cuando hoy regrese a la Casa Blanca.

El primer debate entre el presidente estadounidense y el candidato demócrata, Joe Biden, fue el martes de la semana pasada.

Después del primer encuentro bajo techo el martes en Cleveland, y posteriores anuncios de contagios, surgió la preocupación sobre si los encuentros restantes deberían celebrarse al aire libre, con máscaras obligatorias, realizarse virtualmente o eliminarse por completo.

Al respecto, el abogado de Trump, Rudy Giuliani, exalcalde de Nueva York, aseguró: "No veo ninguna razón por la que no lo haría, y no hay razón para retrasar los debates. Son enormemente valiosos y creo que él hará todo lo posible para lograrlo".

Por otra parte, la atención también se posa en el debate vicepresidencial, programado para el miércoles en Utah, y que cobra gran importancia con Trump al margen.

El vicepresidente Mike Pence y la compañera de fórmula de Biden, Kamala Harris, dieron negativo en las pruebas, y el choque será la primera oportunidad para que ambos muestren sus habilidades.

Según el promedio de la encuesta RealClearPolitics pone a Biden 8,3 puntos porcentuales por delante que Trump. El último gran sondeo, realizado por NBC News y el Wall Street Journal después del primer debate y antes del diagnóstico de Trump, tiene a Biden a la cabeza con 53%, frente al 39% del presidente.

Por su parte, Biden, cuyo test de coronavirus dio negativo en repetidas ocasiones desde el viernes, se dirigió a Florida para cortejar a los votantes hispanos en un distrito electoral determinante. Luego asistirá a un evento televisado en vivo con preguntas de la audiencia y el jueves viajará a Arizona.

Biden ha sido meticuloso al usar mascarilla en público, tal como los expertos de salud del gobierno recomiendan a los estadounidenses, en contraste con Trump, que en general ha evitado usarla y hasta se ha burlado de su oponente.

Temas

Dejá tu comentario