Una multitud reclamó en Israel renuncia de Olmert

Mundo

Tel Aviv (EFE, AFP, Reuters) - El primer ministro israelí, Ehud Olmert, ha logrado por ahora controlar la revuelta en el seno de su partido, pero otra batalla se desató ayer en las calles y amenaza a su gobierno. Unas 200.000 personas de orientaciones políticas diversas se concentraron en la principal plaza de Tel Aviv para exigir su dimisión reprochándole el fracaso de la guerra del año pasado en el Líbano y problemas de seguridad y sociales. Al inicio de la manifestación, un grupo de reservistas cruzó toda la plaza con un féretro negro en el que ponía «Gobierno,descanse en paz», mientras el público gritaba «¡Olmert a casa!».

La marcha congregó a una heterogénea mezcla de gente de distintas edades, grupos e intereses, pero con la exigencia de que Olmert deje el gobierno como denominador común.

Familiares de soldados muertos o secuestrados, la derecha nacionalista, la izquierda pacifista, reservistas, residentes del norte de Israel y de Sderot -localidad donde caen la mayoría de los cohetes lanzados de Gaza, desde donde varios grupos llegaron a piefiguraron entre los manifestantes que acudieron.

Prueba de la mezcla de intereses fue que algunos de los oradores fueron abucheados por el grupo contrario, como el escritor Meir Shalev cuando dijo que la guerra del Líbano «no fue la única estupidez en la que Olmert se embarcó, pero gracias a ella hemos entendido qué es lo que pasa tras 40 años de ocupación».

  • Lema

    En la manifestación, celebrada bajo el lema «¡ Fracasados a casa!», se vieron pocas banderas israelíes, pero bastantes pancartas con lemas como «¡Elecciones ya!».

    Shalom Hazaz, un residentede la ciudad de Beer Sheva de 33 años, cree que no se puede «tolerar» más incompetencia.

    El convocante de la marcha, Uzi Dayan, dijo a los manifestantes que «la democracia ha salido victoriosa, pues la Comisión Winograd, que el primer ministro estableció (para investigar los errores en la guerra contra Hizbollah), le ha hecho frente con valor y le ha dicho claramente: 'Señor Olmert, usted ha fracasado'».

    Subrayó después que habían acudido «jóvenes y viejos, gente de izquierda y de derecha, para decirles a los gobernantes: 'En nombre de la democracia, ¡váyanse!'».

    «En los círculos políticos -añadió- deben entender que son representantes del pueblo, y que existen unas normas éticas en la vida pública que tienen que cumplir.»

  • Reservistas

    Un representante de la organización cívica Por un Gobierno Mejor proclamó que «hay que terminar con el fenómeno de políticos pegados a sus sillones» y recordó a Olmert que trabaja para el pueblo.

    Los que más encendieron los ánimos fueron los reservistas, cuyo portavoz, Ronny Zvigenbaum, lanzó a Olmert: «¿Querés conservar tu puesto? Nosotros queremos conservar la vida. Si no te vas, nosotros te echaremos».

    Aunque por decisión de los organizadores ningún político tomó la palabra, miembros de todas las formaciones de oposición participaron en el acto y hablaron después con la prensa, desde nacionalistas de línea dura y conservadores hasta laboristas y pacifistas como Yosi Beilin.

    El diputado laborista y ex ministro Ofir Pines pidió al ministro de Defensa y líder de su partido, Amir Peretz, que dimita por las conclusiones del informe. Precisó que se trata de una conclusión no sólo personal, sino también de su partido, y que su formación debe abandonar el gobierno de Olmert.

    «El día 13 de mayo el Partido Laborista se reunirá para decidir su permanencia en el gobierno», anticipó Pines, quien dejó el gabinete tras la entrada en la coalición gubernamental de la formación de derecha nacionalista «Israel es Nuestro Hogar». Una salida del laborismo sería letal para Olmert.
  • Dejá tu comentario