Bolivia pide a Canadá que habilite la licencia obligatoria para adquirir vacunas anticovid

Mundo

Bolivia firmó un convenio con la empresa canadiense Biolyse Pharma para fabricar e importar 15 millones de vacunas monodosis de Johnson & Johnson.

El Gobierno de Bolivia se reunió con el embajador de Canadá para pedir que ese país otorgue una respuesta "lo antes posible" al pedido realizado en mayo para que se obligue a Johnson & Johnson a dar la licencia de su inmunizante a otro laboratorio para su producción y exportación, informaron hoy medios locales.

Bolivia firmó un convenio con la empresa canadiense Biolyse Pharma para fabricar e importar 15 millones de vacunas monodosis de Johnson & Johnson, siempre y cuando se consiga una licencia obligatoria, contemplada en el acuerdo sobre propiedad intelectual de la Organización Mundial del Comercio (OMC) que más de 110 países, incluyendo la Argentina, buscan que se levante mientras dure la pandemia.

Teniendo en cuenta que las patentes las otorgan los gobiernos, la norma reconoce desde su creación en 1995 que las mismas autoridades puedan habilitar, en casos especiales, a que otros fabriquen productos patentados a cambio de un canon para quien posee la propiedad intelectual.

Sin embargo, esta solicitud en concreto no puede avanzar hasta que Canadá incluya el inmunizante en su listado de productos aprobados para la exportación, lo que ya fue solicitado en marzo por el laboratorio Biolyse, hasta ahora sin respuesta de las autoridades.

Por esta situación, el viceministro de Comercio Exterior e Integración de Bolivia, Benjamín Blanco, se reunió con el embajador de Canadá, Ralph Jansen, para pedir que se habilite el trámite que permitiría avanzar con la campaña de vacunación contra el coronavirus.

El viceministro recalcó la importancia de "tener una respuesta positiva lo más pronto posible por parte de Canadá, lo cual demostrará que ambos países están altamente comprometidos con el derecho a la vida, garantizando el acceso a las vacunas", informó la Agencia Boliviana de Información (ABI).

En esta pandemia la licencia obligatoria fue pedida por Israel en marzo para importar de India genéricos de lopinavir-ritonavir, un antirretroviral que la Organización Mundial de la Salud (OMS) concluyó que no era efectivo contra la Covid-19.

Sin embargo, fue Bolivia la que marcó el hito de ser el primer país en avanzar en este camino para conseguir las vacunas que ya se administran de forma masiva en Estados Unidos.

Este camino abre la posibilidad de que otros gobiernos presenten solicitudes similares y puedan importar inmunizantes de cualquiera de los 50 miembros de la OMC que promulgaron leyes nacionales que establecen la producción y exportación de medicamentos fabricados bajo licencia obligatoria.

Dejá tu comentario