Zapatero pide apoyo político sin condiciones frente a ETA

Mundo

El presidente del gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, pidió hoy a todas las fuerzas políticas a la unidad frente a ETA, pidiendo que no se pongan condiciones para sumarse a un nuevo acuerdo en la lucha contra el grupo separatista vasco.

Zapatero demandó un renovado y más amplio Pacto Antiterrorista, como se conoce al acuerdo firmado entre las principales fuerzas del país, los socialistas del PSOE y el opositor Partido Popular (PP), que buscaba cercar política y judicialmente al grupo armado.

"Quien quiere llegar a un acuerdo se sienta en la mesa sin condiciones previas, quien quiere llegar a otro sitio, distinto al acuerdo, se sienta planteando condiciones: no es el momento de pensar en encuestas", dijo Zapatero en un desayuno con periodistas.

ETA perpetró el 30 de diciembre un atentado con una furgoneta bomba en el aeropuerto madrileño de Barajas que causó la muerte de dos ecuatorianos y rompió el proceso de paz que impulsaba el gobierno para terminar con el conflicto por el País Vasco.

El grupo separatista había declarado en marzo del año pasado un alto al fuego permanente en su campaña por la independencia del País Vasco, lo que dio paso al proceso de paz. Pese a haberse adjudicado la responsabilidad por el atentado,
ETA dijo que el cese al fuego sigue en pie.

Zapatero, instó en varias ocasiones a la unidad política tras el atentado de diciembre, se encontró con la oposición frontal del PP, que le reprocha que no tenga una política clara después de la ruptura de la tregua.

El presidente del gobierno dijo estar dispuesto a hacer todo lo que esté en su mano para sumar al PP al consenso frente a ETA, ya que "los españoles quieren vernos unidos frente al terrorismo".

Añadió que en la lucha contra ETA se contaría con la acción de las fuerzas de seguridad del Estado y la Justicia, y que además "siempre, y también ahora", se explorarían "las posibilidades de vía de diálogo destinadas a propiciar el abandono de la violencia".

La campaña de ETA dejó centenares de víctimas en las últimas cuatro décadas.

Zapatero pidió a Batasuna, considerada el brazo político de ETA e ilegalizada por sus vínculos con el grupo, que "cada día dé un paso más" hasta llegar a condenar la violencia y dijo que no pasarán "desapercibidas" las declaraciones de los últimos días de los representantes de la formación de izquierda.

El líder de Batasuna, Arnaldo Otegi, dijo el martes que el último comunicado de ETA, en el que el grupo se reservaba la posibilidad de "responder" pese a mantener el alto el fuego declarado en marzo, había generado confusión en algunos sectores de su formación.

Además, Otegi dijo que la petición que él mismo realizó a ETA después del atentado de Barajas para que mantuviera la tregua era histórica puesto que nunca antes se había hecho un llamamiento de estas características desde Batasuna.

Frente a las información que apuntaban a que los últimos acontecimientos podrían llevar al Ejecutivo a adelantar las elecciones, Zapatero negó esa posibilidad y dijo que haría todo lo que estuviera en su mano para cumplir un mandato que culmina en el 2008.

Dejá tu comentario