Zapatero, polémico, le promete a Castro créditos y visita

Mundo

Madrid (EFE, AFP, DPA, ANSA) - El gobierno de España aceptó renegociar la deuda comercial de Cuba para favorecer el proceso de reformas e inversiones en la isla, según informó el canciller español, Miguel Angel Moratinos, al término de una reunión con su colega cubano, Felipe Pérez Roque, en Madrid. El encuentro forma parte del primer acercamiento entre el gobierno de Raúl Castro y la Unión Europea (UE), luego que el bloque decidiera retirar una serie de sanciones contra La Habana.

En una conferencia de prensa conjunta con Pérez Roque, Moratinos anunció también la concesión de una ayuda de 24,5 millones de euros en los dos próximos años para la reconstrucción de viviendas e infraestructura básica en las zonas devastadas por los huracanes Ike y Gustav, que dejaron pérdidas por 5.000 millones de dólares.

Sin precisar el monto de la deuda cubana, que a comienzos de 2007 ascendía a 1.700 millones de euros, Moratinos informó que Cuba no pidió que se la condone sino que se la reestructure para empezar a pagarla cuanto antes.

  • Apremio

    El gobierno español aceptó también la solicitud formulada por Pérez Roque para la concesión de una línea de créditos a corto plazo, por un monto de entre 50 y 100 millones de euros, para hacer frente a las necesidades más apremiantes de la isla.

    Durante la conferencia de prensa, Moratinos anunció que el jefe del gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, aceptó la invitación del dictador Raúl Castro para visitar la isla el próximo año, aunque aclaró que todavíahay que concretar los detalles del viaje.

    A pesar de esta aproximación, Pérez Roque declaró que el gobierno de Raúl Castro no hará ninguna reforma que afecte al sistema socialista de la isla y señaló que nadie debe hacerse «ilusiones» respecto a un cambio de rumbo en su modelo revolucionario. Sin embargo, aseguró que su país está dispuesto a buscar ámbitos de acuerdo con la UE tras el levantamiento de las sanciones diplomáticas a la isla que habían sido impuestas tras el encarcelamiento en 2003 de 75 periodistas e intelectuales disidentes, quienes cometieron el «delito» de opinar contra el régimen.

    Moratinos expresó el interés del gobierno de Rodríguez Zapatero de seguir apoyando «todos los esfuerzos y reformas» que Cuba quiera llevar a cabo, un acercamiento influido por la posición de empresas españolas con inversiones en Cuba pero que resulta muy polémico puertas adentro del bloque.

    Un hecho destacado por los observadores fue la sorpresa que generó Pérez Roque al afirmar que en su país «no hay nadie preso por pensar distinto».

    Moratinos explicó que Cuba registró progresos tras el traspaso del poder a Raúl Castro y que esa mejoría se vio reflejada en el descenso del «número de presos en situación difícil» que había en la isla.

  • Controversia

    El ministro formuló esa opinión al comentar las afirmaciones del secretario de Estado de España para la Unión Europea (UE), Diego López Garrido, quien en declaraciones a la prensa dijo que los progresos políticos y económicos que tienen lugar en Cuba son «claramente insuficientes».

    En coincidencia con la visita de Pérez Roque, López Garrido dijo que el gobierno de La Habana «tiene que moverse» y «dar pasos» en favor de la liberalización de presos políticos si quiere un diálogo fructífero con la UE. El diálogo Cuba-UE fue uno de los temas centrales del encuentro Moratinos-Pérez Roque de cara a la reunión que realizará mañana el bloque con representantes de la isla en París.

    En La Habana, el embajador español ante el gobierno de Castro, Carlos Alonso Zaldívar, dijo que Cuba se está preparando «de verdad» para «ratificar y aplicar» los convenios internacionales en materia de derechos humanos que ha firmado.

    Zaldívar reveló también que Cuba está «en relación» con varios países de cara a la preparación de la presentación el año próximo de la posición de la isla en materia de derechos humanos en el marco de la revisión universal del Consejo de Derechos Humanos.
  • Dejá tu comentario