Distritos petroleros: alivia barril criollo pero preocupa sobrestock

Nacional

Las provincias petroleras celebraron una medida que mejora la recaudación por regalías, aunque no ven cerca la normalización de la producción.

Las provincias petroleras recibieron con alivio el decreto nacional que estableció el barril criollo” a u$s45 dólares, un precio de referencia que les permitirá a los distritos mejorar la recaudación por regalías en los próximos meses. No obstante, la baja producción por la caída de la demanda mantiene preocupación a futuro, mientras miran con alerta el sobrestock en las refinerías, que podría dejar inactivas a las firmas productora que no están integradas, en especial las más chicas.

El retorno de un precio de referencia para el crudo era un reclamo de las provincias y empresas productoras desde el desplome del precio internacional, anterior al avance de la pandemia por la guerra comercial entre Rusia y Arabia Saudita. En los inicios de la negociación, los diez distritos petroleros agrupados en la Organización Federal de Estados Productores de Hidrocarburos (Ofephi) tironearon con refinadoras por el valor de referencia. Los gobernadores pedían que se acercara a los u$s50 para sostener la actividad y veían que las refinadoras tenían márgenes mayores al no bajar los precios de los combustibles. Finalmente, el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, laudó en u$s45 como valor del crudo tipo Medanito por todo 2020, según el decreto 488/2020 publicado en el Boletín Oficial. El valor del Brent, que en marzo llegó a estar por debajo de los u$s20, ahora observa una recuperación que lo deja en u$s35.

En ese escenario, las provincias festejaron la medida. El gobernador de Neuquén, Omar Gutiérrez, destacó: “Es una decisión federal en defensa de las economías regionales y del valor de los recursos provinciales no renovables. Forma parte de un nuevo esquema para dar previsibilidad a las inversiones. Plantea reglas de juego claras”. Gutiérrez agregó que “esta es una situación transitoria que surge de la situación nuca vista de un conflicto internacional y de la estrepitosa caída de la demanda por el coronavirus”.

En Río Negro, en tanto, la gobernadora Arabela Carreras manifestó que el barril criollo permitirá a las provincias productoras “no vernos tan afectadas por la caída del precio internacional”. “Esta decisión del Presidente significa una defensa del empleo de miles de trabajadores de la producción hidrocarburífera. Asegurar un precio sostén es darle previsibilidad a las empresas, evitar despidos y sostener las inversiones”, remarcó Carreras.

Desde Mendoza, el subsecretario de Energía y Minería, Emilio Guiñazú, dijo a este medio que “el precio de equilibrio entre el precio del surtidor y el precio del crudo es algo que venimos pidiendo las provincias petroleras hace ya 2 meses. Necesitábamos corrernos de la pelea internacional hasta tanto se alcanzara un nuevo equilibrio”. El funcionario de Rodolfo Suarez indicó que la crisis de demanda agravó el tema, “ya que a la caída del precio se sumó la falta de consumo, lo cual obviamente aplastó la producción”.

“En ese escenario, entendemos que eliminar una de las incertidumbres que es el precio ayuda a planificar mejor la salida”. “Esperamos que se alcance una nueva normalidad y a partir de eso empezar a trabajar entre todos los sectores para adaptarnos en forma planificada, tratando de minimizar el daño que generan todas las transiciones bruscas”, dijo el mendocino. Y concluyó: “Entendemos que el barril, de entre los males posibles, es el menos dañoso”.

El ministro de Economía de Salta, Roberto Dib Ashur, dijo a Ámbito: “Es una buena noticia porque ya fija un precio que cubre un costo para los productores, lo que incentiva la inversion en la exploración y extracción de petróleo. Con los últimos datos del mercado que cayó a valores negativos el wti y a 22 dólares el brent, un barril a 45 para las provincias productoras es muy positivo porque las regalías se van a pagar sobre ese precio”.

Sobrestock

Sin embargo, el regreso del barril criollo (un sistema que ya funcionó entre 2015 y 2017) no será una solución inmediata para los gobernadores. Si bien estudios privados calcularon en más de $15.000 millones el benficio para las provincias hasta fin de año, en los distritos no se animan a las proyecciones por el sobrestock de petróleo en las refinerías. “Las regalías de este mes la vamos a cobrar a u$s21, el mes pasado fue a u$s42. Es decir, por precio cayeron 50% pero a eso hay que sumar un descenso de 25% de volumen”, señalaron desde un distrito petrolero. “El precio del barril criollo rige a partir de ayer, pero el punto será el volumen de producción, ver cómo se irá comportando la demanda de combustibles y cómo las refinadoras absorverán el stock de combustible para que se vayan normalizando los niveles de extracción; eso va a llevar unos meses, por eso es difícil hacer una proyección lineal”, agregaron.

Desde otra provincia, donde también las regalías cayeron en un 50%, creen que “es de esperar que hacia julio pueda verse una normalización de la situación, aunque no al ritmo anterior”. Y calcularon que los ingresos rondarían el “60 o 70% de lo que se venía cobrando” por este concepto.

En Mendoza, Guiñazú manifestó a Ámbito Financiero que la refinería de YPF de Luján de Cuyo empezó a aumentar su procesamiento. “Desde el 50% que llegó en lo peor de la crisis al 65% o casi 70% ahora, lo cual generará un aumento en la demanda de crudo”. De todos modos, preocupa a la gestión de Suarez la suerte que correrán las empresas más chicas del sector. En una nota administrativa, Mendoza solicitó a YPF mantener activas todas las operadoras, ya que las empresas en todo el territorio provincial corren el riesgo de quedar en producción cero y de cerrar los yacimientos, “lo que a largo plazo provocaría una crisis aún mayor en la economía y la cadena de pagos de la provincia”, sostuvo un comunicado del gobierno de Suarez.

De acuerdo a la estimaciones de la provincia, en Argentina el consumo de gas en industria se redujo 40%; de GNC, un 80%; aeronaftas, casi 100%; naftas, 70%; y de gasoil, 65%. A esto se debe agregar que, a fines de marzo de 2020, “YPF notificó al resto de las productoras de petróleo en Mendoza que durante abril 2020 no les iba a comprar petróleo”. “Si como consecuencia se producen cierres prolongados de pozos, Mendoza puede perder muchas de sus inversiones”, dice el texto.

Desde la petrolera estatal no dieron buenas señales en ese sentido. Ayer, el presidente de YPF, Guillermo Nielsen, dijo en el foro del Institute of the Americas: “No vamos a comprar crudo a terceros muy posiblemente hasta fin de año”, en declaraciones consignadas por el medio patagónico Rio Negro.

En tanto, en Tierra del Fuego, la agencia de recaudación provincial elaboró un informe en el que estiman que, con un barril a u$s45, el distrito gobernado por Gustavo Melella recaudará unos $200 millones adicionales hasta diciembre. El texto al que accedió este diario indica: “Cabe mencionar que en 2019 el valor del Brent siempre estuvo un 10% aproximado por encima del Medanito (petróleo de cuenca Neuquina), que a su vez es levemente superior al valor del crudo Hidra producido en Tierra del Fuego”.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario