Trepada de inflación fogonea protestas docentes en provincias

Nacional

Crece reclamo de gremios en pos de reapertura de paritarias en distritos que no reforzaron subas de primer tramo del año. El mapa de una conflictividad que va in crescendo incluye anuncios o amenazas de paro, movilizaciones y piquetes.

La escalada inflacionaria reavivó la conflictividad docente en las provincias, en reclamo a los gobernadores de una urgente reapertura de las paritarias. El objetivo: reforzar los aumentos salariales. con las negociaciones de principios de año aún calientes, frente a la erosión que sufrió el poder adquisitivo por los ruidosos 6,7% y 6% de marzo y abril.

Aunque no asoma de manera generalizada en el país, la avanzada incluye la activación o la amenaza de paros, además de movilizaciones en las calles y piquetes en rutas en distritos donde los mandatarios no desplegaron ya nuevas recomposiciones de sueldos.

Escapan a ese calendario de reclamos, en cambio, jurisdicciones que vienen de cerrar retoques hacia arriba en las paritarias, como en el caso de los aumentos elevados recientemente al 60% anual por Axel Kicillof en la provincia de Buenos Aires (el 10 de mayo) y por Horacio Rodríguez Larreta en CABA (el pasado viernes).

En el caso de Santa Fe, el gobierno del peronista Omar Perotti descartó por ahora reabrir paritarias, mientras desde desde filas sindicales agitan la posibilidad de medidas de fuerza, como las que signaron el comienzo del ciclo lectivo 2022.

Es apresurado el pedido de paritarias o adelantamientos; el esquema diseñado va a funcionar bien”, aseguró el ministro de Trabajo, Juan Manuel Pusineri. “Con el 30% que llevamos (de aumento) no vamos a tener un esquema en el que los índices inflacionarios superen el incremento salarial”, agregó, además de estimar que “todo indica que en septiembre” deberán “ajustar”.

Cuando la provincia se niega a dialogar siempre se termina en conflicto con los trabajadores más allá de lo que quiera el sindicato, porque cada medida la votan los docentes ”, advirtió en la otra vereda el dirigente de Amsafé Roque Jaime. “Queremos recuperar poder adquisitivo y no sólo no perder contra la inflación; así, a septiembre no se llega”, dijo.

En Chubut, en tanto, la reunión paritaria del pasado sábado entre los sindicatos docentes y el gobierno de Mariano Arcioni no permitió arribar a un entendimiento salarial y en el caso del gremio ATECh definirán el próximo miércoles los pasos a seguir, con la posibilidad concreta de desplegar un nuevo paro, de entre 48 y 72 horas.

“La oferta sigue siendo del 15% en tres tramos (5% en agosto, 5% en septiembre y 5% en octubre), que es la única que garantiza el pago en tiempo y forma”, argumentó el ministro de Gobierno, Cristian Ayala.

En el caso de La Pampa, en tanto, el gremio Utelpa votó un paro de 24 horas en suspenso y sin fecha para amplificar el reclamo al mandatario peronista Sergio Ziliotto de una urgente reapertura de las paritarias.

Estamos ante un escenario que no sólo es duro sino además de mucha incertidumbre; planificar es muy difícil porque tanto la evolución de la recaudación nacional como la provincial no nos dan certezas”, afirmó Ziliotto, quien viene de adelantar el pago de 10 mil pesos a cuenta de los aumentos previstos para julio.

En línea con los dichos de Ziliotto, los gobernadores acusarán recibo del costo fiscal sobre las provincias de la flamante suba del mínimo no imponible del Impuesto a las Ganancias. Se trata de uno de los principales tributos que alimentan la coparticipación federal, que ahora se verá menguada por una menor recaudación en ese concepto.

En San Juan, por su parte, el peronista Sergio Uñac anunció el pasado jueves que adelantará al 2 de junio la revisión paritaria prevista para julio. Fue luego de sonoras protestas de docentes autoconvocados, no exentas de momentos de tensión.

Maestros autoconvocados también fueron protagonistas de protestas en La Rioja, que incluyeron cortes de ruta. “El salario de los docentes está 15% por encima del proceso inflacionario”, remarcó el gobernador justicialista Ricardo Quintela, y advirtió que “aquel que no haya prestado servicio no va a cobrar el salario como corresponde”.

En paralelo, el gremio docente AMP reclamó el sábado al Gobierno riojano el urgente anuncio de un pago de 15 mil pesos remunerativos no bonificables desde mayo, bajo la amenaza de activar una huelga de 48 horas desde este miércoles.

Dejá tu comentario