Tensión en Iguazú por desborde de argentinos que quieren regresar al país

Nacional

Pese a las restricciones dispuestas por el Gobierno, el paso de la provincia de Misiones se encuentra desbordado. Las autoridades locales piden ayuda a Nación.

La segunda puerta de ingreso a la Argentina se ha convertido en las últimas horas en el principal foco de conflicto en la frontera. Con los transportes aéreos y terrestres de líneas suspendidos, miles de argentinos provenientes de destinos considerados en riesgo por el coronavirus optaron por ingresar al país por Brasil usando el puente Tancredo Das Neves, que une las ciudades de Puerto Iguazú, Misiones, y su homónima brasileña de Foz, lo que despertó enojo por parte del municipio iguazuense que denuncia falta de ayuda del Gobierno nacional para contener la situación.

El intendente de Iguazú, Claudio Filippa, había advertido que tomaría “medidas drásticas” si el presidente Alberto Fernández no daba respuestas a sus reclamos. Primero intentó cerrar el ingreso de turistas a la Argentina por el puente, pero finalmente no prosperó porque la frontera es jurisdicción federal y depende del Ejecutivo nacional.

No obstante, en cierta forma cumplió con su promesa porque estacionó camiones municipales a tan solo 100 metros del paso fronterizo. Y colocó montículos de tierra en los accesos al casco urbano.

Según cálculos de las autoridades locales, en 7 días más de 10 mil personas utilizaron el paso fronterizo de Iguazú para volver al país.

A pesar del bloqueo que realizó el intendente los argentinos provenientes de varias partes del mundo siguen ingresando a la localidad de Puerto Iguazú. Algunos que quedan en el Centro de Frontera, otros optan seguir caminando saltar los montículos de tierra, vallas y hasta los camiones municipales para llegar a la terminal de ómnibus de las Cataratas.

Ante esta situación los intendentes junto a los concejales le enviaron una carta al cónsul argentino en Foz de Iguazú, Brasil, solicitándole su intervención para que haga gestiones ante las autoridades argentinas y brasileñas para que se extienda un puente aéreo directo entre la ciudad vecina y el aeropuerto de Ezeiza o el aeroparque metropolitano Jorge Newbery.

Misiones.jpg
Los argentinos provenientes del exterior sortean los bloqueos dispuestos por las autoridades en la frontera con Brasil.

Los argentinos provenientes del exterior sortean los bloqueos dispuestos por las autoridades en la frontera con Brasil.

Una vez que logran cruzar desde Foz a Iguazú, la situación se complica aún más. Los argentinos que no tienen cómo seguir su camino queda aislados en un campamento que se armó en la cabecera del puente. El Gobierno de Misiones dispuso de más de 60 micros chárter para trasladar a las personas y evitar que se formen grandes concentraciones de gente y Aerolíneas Argentinas, de forma esporádica, envió aviones para retirar a los turistas que podían pagarse el pasaje.

Filippa señaló en reiteradas oportunidades que está desbordada la capacidad de la frontera y que se está poniendo en riesgo a las 90 mil personas que habitan en Iguazú.

“Los turistas tienen contacto con todo el personal que trabaja en los distintos sectores del puente, como Migraciones, Aduana y de las fuerzas de seguridad, esta gente reside en Puerto Iguazú y eso nos preocupa», expresó.

La carta al cónsul

En la carta al cónsul argentino en Foz, Roberto Ramón Lafforgue, se pide que resuelva este problema de la misma forma en la que lo ha hecho el Gobierno Nacional con los otros argentinos de distintos países del mundo.

"Nuestra ciudad corre un gravísimo riesgo con las más de mil personas que a diario pasan la frontera por nuestra localidad. Además, la salida de ómnibus a cualquier destino está prohibida. Le solicitamos que intervenga para evitar que se siga aglomerado gente en el punto de frontera, aumentando el riesgo de proliferación del virus", expresa la comunicación.

Anteriormente, ya le habían pedido al presidente ayuda para asistir al personal de Migraciones y mayor logística para trasladar a los varados y evitar que se aglomeren en la cabecera del cruce internacional. Hasta ahora, las autoridades de Iguazú denuncian que no han tenido respuestas a sus pedidos.

Respecto al vallado a 100 metros del paso fronterizo el intendente Filippa dijo que “les hemos comunicado a los jefes de Gendarmería Nacional la decisión que hemos tomado, a partir de una resolución de la Municipalidad, pero acá la decisión pasa por el Gobierno Nacional”.

“Cada día pasa más gente que viene de afuera. Entendemos la situación de los compatriotas que vienen de Brasil y quieren llegar a sus hogares, pero tenemos que priorizar la salud de los habitantes de Puerto Iguazú”, recalcó.

Según mencionó el Intendente, el jefe de la Gendarmería le propuso al municipio continuar con el mismo esquema de movimiento de los repatriados, pero de una manera más ágil. “Acá hay que decir que Aerolíneas Argentinas no está teniendo ningún gesto humanitario, lo que está haciendo son vuelos comerciales, porque cada persona se tiene que pagar sus pasajes”, remarcó el Intendente.

Previo al bloqueo en declaraciones a los medios locales, el Intendente de Iguazú dijo que “ya hay una decisión tomada para provocar una reacción por parte del Gobierno Nacional”. Se refería a lo que minutos después se concretó, que fue el bloqueo a la circulación vehicular. “Al pueblo no le vamos a fallar”, cerró.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario