Las tres caras de la Provincia: los intendentes ante el desafío de salir

Nacional

El mapa bonaerense expone que casi la mitad de los municipios se negó a la hora de esparcimiento que comunicó el Presidente. El resto se divide entre los que aceptaron y los que aún dudan. Quiénes son los recurrirán a encuestas vecinales y los que se ponen prueba.

El Gobierno bonaerense dio a conocer hoy un mapa que permite ver cuáles son los municipios que podrán hacer uso, y los que no, de la hora de esparcimiento que el presidente Alberto Fernández dio a conocer el pasado sábado.

La noticia se dio a conocer antes de lo pensado debido a la proliferación de versiones. En ese marco, la Provincia, junto a la CABA, Córdoba y Santa Fe, tuvieron que salir a aclarar que la cuarentena sigue igual a lo establecido previamente.

El gobernador Axel Kicillof adelantó la salida del gráfico para aclarar la situación pese a que todavía no se resolvió que será de un porcentaje importante de distritos. En lo concreto, el mapa expone que en la gran mayoría de la Provincia no está autorizada la hora de esparcimiento.

Son 62 las localidades (el 46 por ciento) que siguen con las mismas restricciones de circulación previas a esta nueva fase de la cuarentena mientras que, por el contrario, hay 39 distritos (29%) que se amoldan a lo expresado por el presidente y que podrán tener salidas diarias.

Como aclaró a través de un twit, Kicillof todavía no recibió la decisión de 34 municipios (25%), quienes por lo bajo, aseguran que ahora quedan expuestos ante esta decisión. En esa línea, el intendente de Trenque Lauquen y presidente del Foro de Intendentes Radicales, Miguel Fernández, le asegura a este medio que “lo estamos evaluando. Hay una delegación de facultades que no está buena. Te tiran la más difícil. Somos centrales para una cosa y descentralizamos para otras”. Y agrega que en su municipio, donde no hay casos registrados, “no puedo tomar decisiones en función de ningún parámetro epidemiológico. Es complicado. Los intendentes quedamos en sí o no. Si mañana digo que sí y aparece un caso, voy a tener que para atrás. Por eso, estamos evaluando hacer una encuesta en la ciudad para saber qué opina la gente al respecto y poder actuar en consecuencia”.

Los intendentes están ante una parada brava. La gran mayoría necesita que se habiliten ciertas actividades para que la localidad pueda funcionar de la mejor manera posible en el marco de una pandemia. Y cuentan con la presión local de los vecinos que ya se ven ahogados en lo económico. “Ayer un peluquero amigo me dijo: cómo van habilitar salir a caminar una hora en una plaza y yo no le voy a poder cortar el pelo a una clienta. Y el razonamiento es lógico”, cuenta el intendente de Pergamino, Javier Martínez.

Y explica que su negativa está ligada a que “creemos que lo primero que se tiene que habilitar es la apertura de los comercios. Necesitamos que la gente pueda tener ingresos para después decirle que puede tener recreación”. La ciudad viene funcionando en sintonía con Junín y San Nicolás, haciendo los mismos planteos al gobierno para poder generar más fuerza en sus solicitudes.

El temor de los alcaldes es claro. Ninguno quiere quedar pegado a una proliferación del virus. Por eso, casi la mitad se anotó en la negativa. Ahí aparecen todos los distritos del conurbano, las grandes ciudades del interior y otros municipios donde ya se presentaron casos. El intendente de La Plata, Julio Garro, sostiene que “es importante que se eviten medidas que flexibilicen la cuarentena y puedan generar un riesgo sanitario. Por eso, la postura del municipio es no flexibilizar la cuarentena en la ciudad; la prioridad hoy debe ser reactivar la economía sin poner en riesgo la salud".

Claro. La situación es diferente en las ciudades más chicas donde ante la pregunta de la ministra de Gobierno, Teresa García, sobre si podían controlar el esparcimiento local, la mayoría contestó que sí. En 25 de Mayo, por caso, la decisión es empezar este miércoles con un sistema de prueba en el que se evaluará durante una semana cuál es la reacción de la gente. Según el sentir popular local, hay una clara diferencia entre los menores y los mayores. Los primeros en favor de la recreación, mientras que los adultos más orientados hacia la prohibición de salidas.

Salidas.jpeg
Los municipios que aceptaron la hora de esparcimiento, evalúan horarios para aplicarla.

Los municipios que aceptaron la hora de esparcimiento, evalúan horarios para aplicarla.

En Pinamar, por ejemplo, el intendente Martín Yeza pidió autorización para que el esparcimiento se divida en dos franjas: de 9 a 13, para los adultos mayores y de 13 a 17 para los niños con adultos.

“Tenemos los teléfonos abiertos, eso es muy valorado por todos los intendentes que son 135 en la Provincia”, señaló Kicillof; y expresó que “cada provincia tiene que definir cuándo y dónde aplica esta posibilidad que está aconsejada por psicólogos porque no todos tienen las mismas condiciones en su vivienda”.

En otro orden, en cuanto a autorizar algunas actividades económicas y de la administración pública, Kicillof habilitó a 63 de los 135 municipios. La gobernación informó que se recibieron 723 solicitudes de actividades a ser exceptuados por parte de 96 municipios y, hasta el momento, dispuso la habilitación de nueve actividades como nuevas excepciones al aislamiento. De esta manera en más del 70 por ciento de los municipios quedaron habilitadas actividades de cobranza de servicios, oficinas de rentas, venta de mercadería ya elaborada en comercios minoristas, atención médica y odontológica, laboratorios de análisis y ópticas.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario