Provincia: la oposición se unió en las redes para defender a Vidal

Nacional

Los dirigentes bonaerenses de Juntos por el Cambio poblaron Twitter para iniciar una defensa conjunta a la gestión de María Eugenia Vidal. Aseguran que no hubo bajada de línea, pero que había consenso en salir "a defender a casi la mitad de personas que no votaron al actual oficialismo".

Justo en coincidencia con la avanzada anticuarentena que cada vez toma más fuerza desde distintos espacios de poder en los medios, la oposición bonaerense unió fuerzas en las redes sociales para salir a criticar con dureza al gobernador Axel Kicillof durante, y después, de la conferencia de prensa realizada ayer en conjunto con el presidente Alberto Fernández y el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta.

Casi en simultáneo, tanto intendentes como legisladores bonaerenses, cargaron sus tintas en contra de las declaraciones vertidas por el mandatario provincial al que tildaron de faltar a la verdad por mencionar la forma en la que fue encontrado el sistema sanitario de Buenos Aires.

En una exposición de más de 20 minutos, Kicillof ayer hizo referencia, principalmente, a las ventajas que dio a la Provincia el aislamiento preventivo, social y obligatorio dictado por el Ejecutivo Nacional a la hora de preparar los hospitales. “Llegamos hasta acá con la unidad del sistema político con muy poquitas excepciones”, manifestó luego de dejar en claro algunas diferencias comparativas con la Ciudad de Buenos Aires.

Pero en Twitter, la oposición ya había comenzado a expandir la red de críticas. “Si Kicillof cree que recibió una infraestructura deteriorada en materia de salud, no imagino lo que diría si hubiera recibido lo que nos encontramos nosotros tras el gobierno de Daniel Scioli”, manifestó en las redes el presidente del bloque de Juntos por el Cambio en el Senado, Roberto Costa. “El gobernador debiera dejar para otro momento las fábulas y empezar a contar la verdad de lo que pasa en el Conurbano”, agregó sin dar mayores precisiones.

Su par de la Cámara baja bonaerense, Maxi Abad, eligió la ironía para manifestar que “el gobernador cree que la Provincia empezó con María Eugenia Vidal. La sorpresa que se va a llevar cuando se entere que su partido la gobernó 29 años desde 1983 a la fecha”. Y remató: “Empiece a gobernar, que es su responsabilidad. No trabaje de cronista”.

No fue una orden. Pero la gran mayoría coincidió en que, luego de ver cómo Horacio (Rodríguez Larreta) tuvo que soportar la vez anterior los embates de Kicillof, teníamos que salir a expresar lo mismo que piensa casi la mitad de las personas que no votaron a este gobernador: que no haga poliquetería con la enfermedad y la muerte”, aseguró un legislador de la primera. Claro, no todos opinaron igual. Un legislador radical dejó en claro que “esto no nos suma. Salir a publicar en las redes todos juntos es darle entidad a algo que se cae por su propio peso. No es tiempo de hacer una pelea mediática. No podemos hablar de unidad y contestar de la misma manera. Lo de Kicillof es siempre lo mismo. ¿Pero de qué nos sirve a nosotros hacer un show?”.

A partir de la voz de sus máximos exponentes legislativos, los representantes de la oposición en ambas cámaras comenzaron a hacer foco en la cantidad de años que la Provincia lleva gobernada por el peronismo con el fin de reencausar las críticas de Kicillof y dirigirlas hacia su espacio político.

Sin tener una precisión en concreto a la fecha. Algunos hablaron de 33, otros de 27, 24 y también 29 años. Lo cierto es que el PJ fue gobierno desde el 10 de diciembre de 1987 hasta la misma fecha de 2015, retomando el poder el mismo día de 2019. Son 28 años y medio entre los que pasaron Antonio Cafiero, Eduardo Duhalde, Carlos Ruckauf, Felipe Solá, Daniel Scioli y el actual mandatario provincial, Axel Kicillof.

“Estimado gobernador Kicillof, con el respeto que merece su investidura le digo, para el coronavirus seguramente pronto haya vacuna, pero para su resentimiento, complejo de inferioridad y mediocridad, no hay cura. Lamento decida seguir de campaña en vez de ponerse a gobernar”, sostuvo Lucho Bugallo, dirigente agrario que responde a Elisa Carrió, en uno de los tuits más vehementes.

Su compañera política, Maricel Etchecoin expresó que, según expresó Kicillof, “con la infraestructura que recibió de cambiemos no habría podido hacer nada contra el coronavirus. Creo que no diría lo mismo si conociera el estado de la Provincia que nos dejó Scioli y 24 años de gestión PJ. Lo mejor sería que se enfoque en cuidarnos, gobernador”.

Incluso el exintendente de Morón, y exmarido de María Eugenia Vidal, Ramiro Tagliaferro salió a hacer una defensa de los últimos cuatro años de gestión. “No le pedimos dignidad, sólo un poquito de vergüenza”, aseguró sobre el gobernador.

La defensa no tardó en llegar. “Leo a muchos funcionarios y ex funcionarios muy preocupados en defender una gestión totalmente deficiente en salud pública. Los y las bonaerenses conocen muy bien la realidad y así lo demostraron”, sostuvo la ministra de Comunicación Pública, Jesica Rey. Mientras que el jefe de Gabinete, Carlos Bianco, dejó en claro que “cuando el 12/3 presenté el informe a la Bicameral mostrando, entre otras cosas, el estado calamitoso del sistema sanitario de la Provincia, ninguno/a se alarmó y nadie dijo ni ‘mu’. No entiendo de qué se sorprenden ahora. La única verdad es la realidad”.

Lo cierto es que aquellas “poquitas excepciones” a las que hizo referencia Kicillof ayer, más enfocadas en dirigentes nacionales de Juntos por el Cambio, tras la exposición de ayer parecen haberse extendido en un momento de distancia social y aislamiento en el que los roces no deberían estar permitidos.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario