Vacaciones: más laboratorios PCR y 50 postas sanitarias para verano bonaerense

Nacional

Ambito accedió en exclusiva al plan de refuerzo que implementará el gobierno de la Provincia para cubrir un eventual aumento de casos de coronavirus en las zonas turísticas.

A menos de diez días de que inicie la primera etapa de la temporada, el Ejecutivo bonaerense empieza a delinear el alcance que tendrá la ayuda sanitaria para contener las diferentes situaciones que puedan generarse en relación a la pandemia en los distritos turísticos.

El plan del gobierno al que tuvo acceso Ámbito comprende la instalación sanitaria de tres unidades de refuerzo, 50 gazebos que funcionarán como postas y 13 camiones que servirán de apoyo según la situación que se presente.

Sin dudas, esta es una de las respuestas más concretas del gobierno de Axel Kicillof a lo que venían reclamando por lo bajo desde los distintos municipios de la Costa Atlántica. La preocupación de los intendentes se da en la poca capacidad de respuesta que tienen entre público y privado local ante un brote epidemiológico con la temporada encaminada.

Sin embargo, el anuncio más importante, que revelaron fuentes del Ministerio de Salud a este diario, está en los tres laboratorios de PCR que habrá en las distintas unidades de refuerzo sanitario con el fin de obtener un resultado de los hisopados necesarios de manera más rápida con el objetivo de poder actuar de manera más efectiva ante de un cuadro de situación adverso.

Las unidades modulares, que no tendrán las características de los hospitales, sino que servirán para ampliar los sistemas zonales, estarán ubicadas en Mar del Plata, Villa Gesell y el partido de La Costa. Se presume que en caso de ser necesario también podrá instalarse una más en las playas del sur de la Provincia.

Los intendentes costeros se encuentran aceitando los engranajes para poder tener el más fuerte operativo de prevención posible a los fines de lograr una detección temprana para lograr las derivaciones pertinentes. Desde la Provincia ya comunicaron que aquellas personas que sean positivos, y que no atraviesen un cuadro de dificultad, deberán volver a su lugar de origen o ser asistidos en alguno de los centros de albergue destinados para evitar contagios masivos que tendrán los distritos.

Lo ocurrido en las últimas horas en Tandil expone una situación de peligro de cara a la temporada. Es por eso que las autoridades provinciales se encuentran trabajando en más lineamientos para lograr las mejores herramientas de cara al inicio del verano.

El municipio gobernado por Miguel Ángel Lunghi, quien se rebeló hace unos meses y generó un sistema de fases diferentes al provincial, decretó el semáforo rojo (el escenario más restrictivo) ante la suba de casos y la alta ocupación de terapia intensiva. Hasta ayer sólo quedaban cinco camas disponibles entre público y privado de las cuales, según pudo conocer este medio, cuatro no cuentan con personal para atender a los futuros internados.

Con este escenario como antecedente presente y directo, la Provincia ya trabaja en un plan de contención sanitaria para poder garantizarle a los prestadores locales la mejor temporada como suelen asegurar los intendentes que se pueda dar “dentro de lo posible”.

Dejá tu comentario