Espacios verdes inteligentes: protagonistas de los desarrollos inmobiliarios de lujo

Negocios

Los edificios premium ya no se conciben sin un trabajo minucioso de vegetación y paisajismo que combinan la vida en la ciudad y el contacto con la naturaleza. La incorporación de parquización es vista con buenos ojos por los inversionistas. Content marketing

El verde natural relaja, refresca, transmite serenidad y armonía. Hoy, dejó de ser un elemento propio de las casas para convertirse en parte del plan arquitectónico de los edificios de lujo ubicados en plena ciudad y el must de una opción de inversión atractiva.

“Se trata de desarrollar propuestas que permanecerán vigentes en el tiempo en el sentido estético, funcional y sustentable”, comentó Gerardo Azcuy, socio fundador y director general de Azcuy, compañía integral de Real Estate.

La tendencia en el diseño de este complemento natural radica en su integración con el edificio y la vivienda a través de distintos formatos: paredes, balcones y patios internos, por citar algunos. “La parquización puede estar integrada a espacios comunes o pertenecer a la vivienda particular. De este modo, visualmente se genera una mezcla armoniosa de naturaleza y hormigón que componen la lujosa fachada de los edificios”, agregó el fundador de Azcuy.

La desarrolladora, líder en Caballito, integra diversos tipos de jardines en su serie DONNA, una línea de edificios con diseño evolucionado, materiales exclusivos y equipamiento de alta prestación. En el caso de DONNA Acqua (Av. J. B. Alberdi 1823), llamado así porque el agua es el “leit-motiv” del edificio, este elemento recorre los espacios a través de una variedad de estanques. Todos los departamentos poseen verde en su espacio exterior: patio, balcón y, en el caso de las unidades del último piso, una terraza propia con pérgola.

nota 3 5.jpg

“En Azcuy tenemos como filosofía concebir la convivencia con la naturaleza como una parte sustancial de la vida contemporánea y pata fundamental para la calidad de vida que proponemos e incentivamos”, comentó el desarrollador Azcuy.

La línea DONNA incluye arte botánico en muchos de sus desarrollos: jardines como balcones y una propuesta de parquización a gran escala. Según la altura del piso y la orientación, se estudian y seleccionan las especies más adecuadas en base al asoleamiento. Sumado a la flora, se destaca la sensación de apertura que contempla el diseño.

“En nuestros proyectos los límites entre el interior y el exterior se desdibujan y se generan espacios amplios, abiertos y llenos de luz que pasan a estar integrados con el afuera y la vegetación”, comentó el desarrollador.

Además de la belleza y estética, se busca trabajar con especies autóctonas que requieran menos agua para preservar el uso de este recurso. Un ejemplo son los canteros integrados en todos los balcones del edificio, que cuentan con riego automatizado, control de ph y nutrientes, logrando que las fachadas permanezcan siempre verdes sin necesidad de un mantenimiento constante por parte de los propietarios.

Vida verde

La vegetación en gran escala presenta probados y abundantes beneficios: las plantas funcionan como un sistema natural de aislamiento térmico, regulan la humedad del ambiente, sirven de filtro ante la contaminación acústica, contrarrestan los efectos de la polución y mejoran la calidad del aire.

nota 2 11.jpg

Esta parquización consciente desarrollada en las obras de Azcuy se incorpora al proceso de construcción junto con un conjunto de métodos tradicionales y de vanguardia que permiten a los edificios tener un reducido consumo de energía, haciendo de la sustentabilidad un pilar y un diferencial de la compañía.

En sus construcciones, Azcuy incluye la optimización de la forma del edificio, la eficiencia de los sistemas mecánicos y la incorporación de tecnología para crear espacios inteligentes y flexibles. Actualmente, la serie DONNA incluye siete proyectos en diferentes etapas de desarrollo y proyecta, desde su primera inauguración (DONNA Terra ubicado en Av. Pedro Goyena 1760) a comienzos del 2020 y hasta 2024, un fin de obra cada seis meses. Con opciones de 2, 3, 4 y 5 ambientes, que van desde los 66 hasta más de 300 m2 (con valores que inician en los US$ 2.400/m2), las unidades están equipadas con materiales exclusivos y full amenities, como piscina y solarium, jardines, spa, gimnasio, parrilleros con vistas panorámicas, sala de juegos, espacios de coworking, gimnasio, espacio de yoga, cocheras con cargadores para autos eléctricos, bauleras, locales comerciales y salón de fiestas.

“Alineados siempre a las necesidades y expectativas de nuestros clientes, la serie DONNA se caracteriza por contar con la mejor arquitectura contemporánea al servicio de una experiencia de permanente bienestar”, concluyó el fundador de Azcuy.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario