21 de mayo 2021 - 07:50

La pandemia potenció al té verde y la Argentina juega en la liga mundial

En tiempos de pandemia el consumo mundial de té no sólo sigue vigoroso, sino que encara hacia sus variantes más innovadoras y Argentina no se queda atrás.

te cachamai.jpg

Después del agua el té es el líquido más ingerido en todo el mundo. Ha sido así desde su descubrimiento en China por el año 2700 antes de Cristo y se potenció con el inicio de la exportación a Europa en el siglo XVII de nuestra era. Pero es apenas desde 2019 que la Asamblea General de las Naciones Unidas hizo oficial el 21 de mayo como el Día Internacional del Té, con el objetivo de promover una industria que genera millones de puestos de trabajo y afianzar los derechos de los productores.

En tiempos de pandemia el consumo mundial de té no sólo sigue vigoroso, sino que encara hacia sus variantes más innovadoras y Argentina no se queda atrás. De la mano del interés por los alimentos saludables y el fortalecimiento del sistema inmune, en nuestro país el té verde y los de hierbas en sus distintas versiones vienen creciendo ininterrumpidamente.

Según explica el gerente general de la icónica marca Cachamai, Gonzalo Vila Moret, “el consumo de té verde en Argentina aumentó en un 23% de 2019 a 2020, lo que incluye también a las mezclas con frutas. Y el segmento de hierbas avanzó un 19%. Mientras que el té negro se mantuvo en sus mismos valores de un año a otro. Para el caso puntual de Cachamai, el aumento en el último año fue aún más considerable porque el té verde aumentó sus ventas en un 54% y los de hierbas un 46%”.

Vila Moret reveló que el factor “saludable” de estas variantes es la clave. “La gente busca sentirse bien y elegir bebidas o alimentos que sean más sanos, hoy lo saludable tiene un importante valor a la hora de elegir que consumimos. El té verde es antioxidante, porque en su proceso de elaboración no se fermentan las hojas lo que hace que se conserven sus propiedades intactas. Nosotros apuntalamos esta tendencia desde hace tiempo con nuestras líneas de té verdes con distintos acompañantes para su sabor, como el de frutilla, mandarina o grosella negra. Y ahora observaos que definitivamente la pandemia motivó a un mayor consumo por sus propiedades y también por su sabor”.

Una taza de té verde tiene alto contenido en vitaminas y minerales. Entre las características nutricionales, las propiedades y beneficios que aporta al organismo se encuentran la vitamina A, vitamina B2, B3, B6 y vitamina C, y con respecto de los minerales contiene potasio, calcio, magnesio y manganeso.

Por su parte, los tés de hiervas varían en sus propiedades de acuerdo con los ingredientes de cada composición. Las mezclas más consumidas en la Argentina apuntan al bienestar del sistema digestivo como los que contienen Boldo, Manzanilla, Menta o Carqueja. Y también a los que ayudan en la relajación y la calma, como los que contienen Tilo.

En la liga mundial

Argentina juega en la liga mundial de los productores y exportadores de té desde hace algunos años. Se encuentra entre los cinco principales países productores de té negro. India, Kenia, Sri Lanka, Tanzania y Argentina, tienen el 75% de la producción mundial.

Además, nuestro país compite en el mercado mundial en cuanto a toneladas exportadas de té consolidando su participación en torno del 1,3% de la exportación mundial, según los datos del Ministerios de Producción de la Nación.

Argentina tiene a los Estados Unidos como principal destino para su té con el 75,3% del total de sus exportaciones y en menor escala a Chile con el 7,01%, Polonia con 2,9%, India 2,3%, Rusia 2,0%, Alemania 1,7%, Reino Unido y Perú con el 1.2% en ambos casos, de acuerdo también a los relevando por el Ministerio de Producción.

“Con siglos y siglos de historia tomar el té representa casi un elemento de cultura global que, en algunos países, alanza incluso niveles de rito religioso. En Argentina tenemos el privilegio de poder cultivarlo y cosecharlo entre los meses de octubre y mayo, generando muchos puestos de trabajo en toda la cadena de valor. Seguramente será un sector que seguirá creciendo, porque algunos cambios de hábitos que trajo la pandemia han servido para acercarnos a los productos naturales y a sus beneficios”, remarcó Vila Moret Gerente general de Cachamai.

Dejá tu comentario

Te puede interesar