PepsiCo superó estimaciones debido a la mayor venta de snacks en cuarentena

Negocios

El confinamiento por la pandemia perjudicó el consumo de bebidas por el cierre de restaurantes y suspensión de eventos, pero benefició la compra de snacks y bocadillos por quienes permanecieron en sus casas.

PepsiCo Inc superó este lunes las estimaciones de analistas de ventas y utilidades trimestrales, debido a que las personas compraron más bocadillos como Tostitos, Cheetos y Doritos ante los confinamientos en sus casas debido a las restricciones por la pandemia del coronavirus.

Las acciones de la compañía, que han caído un 1,6% hasta la fecha en un año turbulento para Wall Street, ganaron un 2% antes de la apertura debido a que los inversores desestimaban la caída de las ventas de sodas por los cierres generalizados de restaurantes.

"Los hábitos de alimentación de los consumidores siguen evolucionando y el que los consumidores pasen más tiempo en casa beneficia a las ocasiones de consumir desayunos, bocadillos y comidas en el hogar", dijo el presidente ejecutivo Ramon Laguarta en comentarios pregrabados.

"Ganamos participación de mercado en los bocadillos salados, de sabores y macro en el trimestre", agregó.

Las ventas en línea de papas fritas se dispararon un 93,5% y las de nachos un 101,2% en la semana que terminó el 20 de junio, según datos de mercado de Nielsen.

Que los consumidores pasen más tiempo en casa beneficia a las ocasiones de consumir desayunos, bocadillos y comidas en el hogar" (

Que los consumidores pasen más tiempo en casa beneficia a las ocasiones de consumir desayunos, bocadillos y comidas en el hogar" (Ramon Laguarta, presidente ejecutivo de PepsiCo).

Para PepsiCo, las ventas de bocadillos bajo su unidad Frito-Lay North America crecieron un 7% en el segundo trimestre, que terminó el 13 de junio, mientras que las de Quaker Oats treparon un 23%.

Las ventas de la unidad de bebidas de PepsiCo en Norteamérica, la más grande de su negocio, cayeron un 7% debido a que restaurantes y otros puntos de venta permanecieron cerrados, mientras que los eventos deportivos han sido aplazados.

En general, las ventas netas cayeron cerca de un 3% a 15.950 millones de dólares, pero superaron las estimaciones de analistas de 15.380 millones de dólares, según datos de IBES de Refinitiv.

Las utilidades netas atribuibles a la compañía cayeron cerca de un 19% a 1.650 millones de dólares. Al excluir ítems, la compañía ganó 1,32 dólares por acción, superando las estimaciones de Wall Street de 1,25 dólares.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario