Criptomonedas y real estate: la Argentina, a contramano

Negocios

Lamentablemente, y fiel a nuestro estilo, nuestro país continúa siendo la excepción a la tendencia mundial.

Mucho está sucediendo en el mundo en torno a la critpoeconomia. Una de sus ramas, la Tokenizacion, está tomando relevancia al punto que ya forma parte de las herramientas financieras cuasi habituales que tienen una disposición de las empresas en Asia, Europa, Estados Unidos, etc., para financiar sus proyectos y planificar sus proyecciones. Recordemos que la Tokenizacion no es mas que el proceso de digitalizar un activo y de esta manera poder “vender-comercializar” el mismo en forma de fichas (tokens) en todo el mundo. Para considerar la envergadura del asunto, basta destacar previsión del foro económico mundial , que estima que para el 2027, el 10% del PBI estará tokenizado.

Entre sus innumerables ventajas, lo mas interesante que nos ofrece esta herramienta de financiamiento viene dado por la posibilidad del fraccionamiento y la democratización (permite generar “fichas” de entradas de baja cuantía y así llegar a un mayor espectro de público consumidor), la internacionalización (cualquier persona desde cualquier parte del mundo, con un mouse puede acceder) y sobre todo, y cuando la Tokenizacion está bien concebida, nos permite el “exit” 24*7(liquidez), esto es la opción de “salir”, de desprendernos de nuestro token, vía pools de liquidez y mecanismos de tráfico, en el momento que lo deseamos, sin necesidad de tiempos muertos.

Lamentablemente, y fiel a nuestro estilo, Argentina continúa siendo la excepción a la tendencia mundial. Y no por cuestiones asociadas e expertise, conocimiento o tecnología, ya que nuestros profesionales y programadores, son aclamados y reconocidos a nivel mundial por su conocimiento y habilidad en el área de la critpoeconomia. La cuestión radica, en que cuando hablamos de Tokenizacion, hablamos a la vez de globalización, de exportación, de democratización y ahí radica el embrollo.

El problema entonces: La ecuación en el real estate hoy en Argentina no es sustentable. La fantasía de que el costo de obra en dólares se ha abaratado, quedo desbaratada con el último índice CAC que arrojo un aumento del 7% en los costos de construcción. Si a eso sumamos que hoy no existe público consumidor con capacidad de ahorro, y que, como desarrolladores, tampoco contamos con margen para ofrecer una tasa atractiva en pesos a inversores locales, fantasear con lograr una tasa de interés atractiva en dólares para inversores extranjeros es utópico. Y recordemos que cuando hablamos de Tokenizacion, competimos de igual a igual con proyectos en Miami, Dubai, Malaga o cualquier parte del mundo, que hoy en día ofrecen tasas del 8%-10% de interés en proyectos de Real Estate tokenizado, con la diferencia de que las variables de sus economías domésticas carecen del atributo de “relativas” de la cual nuestra economía es la referente. Otra vez, Argentina como el salmón.

(*) COO Crpyto Economista Criptokuántica

Dejá tu comentario