15 de febrero 2022 - 00:00

De mediciones ajenas, alícuotas aplicables y agentes de recaudación

Una reciente interpretación de la Procuración General de la Nación podría generar planteos de inconstitucionalidad en relación con el cómputo de ingresos gravados, no gravados y exentos obtenidos fuera y dentro de la jurisdicción para definir alícuota aplicable.

TAPA NOVEDADES FISCALES                                JUSTICIA.jpg

Existen en la Ley Impositiva para 2022 de la Provincia de Buenos Aires (N° 15.311), no menos de 25 referencias a la frase “…cuando el total de ingresos gravados, no gravados y exentos, obtenidos por el contribuyente en el período fiscal anterior, por el desarrollo de cualquier actividad dentro o fuera de la Provincia, no supere la suma de pesos…”.

Podemos afirmar que es el sistema generalizado de imposición de alícuotas en las distintas actividades gravadas. Se fija una alícuota general, y luego se dispone una alícuota reducida, si los ingresos gravados, no gravados y exentos, tanto de la provincia como fuera de esta, no superan el valor que allí se dispone.

Valga la aclaración, no se trata de una alícuota agravada si se superan esos montos, sino una reducida si no se lo supera. Sin embargo, en nada cambia mi pensamiento al respecto y que recientemente ha tenido acogida en un dictamen de la Procuración General de la Nación, en autos “Petroarsa S.A. c/ Provincia de Tucumán s/ inconstitucionalidad” (CSJ 225/2020/RH1).

1| Dictamen de la procuración

La Dra. Monti aduce que “… En estas condiciones, forzoso es colegir que los ingresos generados por actividades desarrolladas fuera de la Provincia de Tucumán -en tanto se trata de una riqueza ajena al alcance de las potestades tributarias de dicha provincia (Fallos: 134:259, 267; 149:260, entre otros)- no pueden ser tenidos en cuenta para cuantificar el monto de la obligación tributaria devengada por la actividad desempeñada dentro de esa provincia -única que puede ser gravada por la jurisdicción-, sea que pretenda considerárselos para formar la base imponible del ISIB o bien para graduar su alícuota…”.

Agrega que “… La postura contraria encierra, en mi parecer, una insalvable contradicción: negar que los ingresos obtenidos por actividades desarrolladas fuera de la Provincia de Tucumán formen parte de la base imponible de su ISIB -dado que ellos no resultan un “índice razonable para medir la riqueza producida” en el territorio-, pero afirmar, en simultáneo, que son “un índice razonable para medir la riqueza producida” en el territorio a fin de graduar la intensidad de la alícuota…”.

Por último “…Es que, tanto a fin de formar la base imponible cuanto de graduar la intensidad de la carga tributaria mediante el incremento o disminución de la alícuota, dichos ingresos generados por actividades desarrolladas fuera de la provincia son un baremo extraño para medir “la actividad creadora de riqueza que se produce en el ámbito físico del Estado” (Fallos: 307:360, cons. 15, ya citado)…”.

2| Efecto sísmico en Provincia

Si bien falta la decisión de la Corte, de la cual no tengo muchas expectativas, sí quiero mencionar que de ser favorable al contribuyente, provocaría un verdadero sismo en Buenos Aires, porque cada empresa que no haya ingresado al régimen de alícuota reducida por computar ingresos de otras jurisdicciones, podría plantear la inconstitucionalidad del baremo elegido por los legisladores, para tributar por la alícuota correspondiente o bien para solicitar la devolución de los montos ingresados en exceso.

3| ¿Designación de agentes?

Quiero sumar a este debate algo que me hace ruido hace mucho, pero que recién dimensioné con el dictamen citado: ¿Puede tomarse de baremo la misma frase que expuse para el impuesto, a los efectos de designar Agentes de Recaudación?

Cuando ARBA establece los montos a partir de los cuales se debe actuar como Agente, siempre suma la frase “debiéndose computar, a estos efectos, los ingresos provenientes de todas sus actividades y en todas las jurisdicciones”.

No se trata de una alícuota agravada o reducida, sino de una obligación de hacer, pero insisto, si se eligió esa medición es porque se intenta designar Agentes de cierta magnitud económica, la que no puede ser medida en ingresos ajenos al límite territorial provincial.

Mi criterio es que aplica perfectamente. Y en segundo lugar, puede plantearse al momento en que se le cargan las tintas al Agente por su omisión de actuar, con el cúmulo de sanciones y recargos que ustedes conocen, si fuera que sacando los ingresos de extraña jurisdicción quedasen por debajo del monto establecido. Acá quizás con el agravante del rango normativo por el cual se impone dicha calidad.

(*) Tributarista

Dejá tu comentario

Te puede interesar