Aseguradoras: cómo adaptar el funcionamiento de la industria

Opiniones

Las propuestas de innovación en las aseguradoras calan cada vez más hondo y el sector ya ha comenzado a incorporar herramientas de Inteligencia de Negocios, Minería de Datos, integración de servicios y digitalización de documentación, entre otras.

La pandemia del Coronavirus modificó el ecosistema empresarial de un momento a otro y sin previo aviso. Todos los sectores, en mayor o menor medida, se vieron atravesados por una situación global que amenaza toda su estructura de trabajo

Las empresas han tenido que adaptar su operativa a una modalidad 100% digital para seguir funcionando. Sin embargo, y a pesar de que en otras partes del mundo tendencias como las del teletrabajo y la digitalización de procesos ya se han instalado hace tiempo, en nuestro país siguen sin ser prácticas que adopten la mayor parte de las compañías.

Si bien para las empresas de servicios nos es un poco más fácil aplicarlo que para otros rubros, hay una realidad que nos atraviesa a todos por igual. Es innegable que la irrupción de la tecnología en el ecosistema empresarial ya había modificado las reglas del juego para todos los sectores y, por supuesto, el mercado asegurador no es la excepción. Las propuestas de innovación en las aseguradoras calan cada vez más hondo y el sector ya ha comenzado a incorporar herramientas de Inteligencia de Negocios, Minería de Datos, integración de servicios y digitalización de documentación, entre otras.

Incluso algunas aseguradoras ya habían detectado estas tendencias y la llegada del virus solamente aceleró algunas medidas de flexibilización de los espacios laborales que les permitieron que su transición al trabajo remoto sea más dinámica. Es aquí donde comienza a cobrar valor la detección, comprensión y adopción de las tendencias, ya que implican la capacidad para transformar a los negocios para hacerlos sostenibles en el tiempo.

Cabe destacar que las organizaciones flexibles son más que la simple adaptación tecnológica. Implican una nueva forma de trabajar donde el liderazgo y la toma de decisiones se distribuyen de forma horizontal en lugar de ser establecidas por una jerarquía. Esto le permite a las compañías responder de manera oportuna a las velocidades del entorno, incidiendo en la creación de valor y transformando la concepción misma del trabajo.

Por ello, en momentos como este, donde nos vemos obligados a tomar medidas extraordinarias, aquellas empresas que detectaron y adoptaron estas tendencias a tiempo, hoy se encuentran un paso adelante y han podido adaptarse de una mejor manera a este contexto. Para que las aseguradoras obtengamos mejores resultados, es indispensable que estemos a la vanguardia en las tendencias relacionadas a la gestión de nuestra fuerza de trabajo. Las mejores propuestas de valor son aquellas que trasciendan las fronteras de lo meramente económico y que también incluyan al plano de lo emocional, lo mental y lo físico para obtener una sensación de bienestar general que perdure en el tiempo. Este es nuestro desafío.

VP de Talento Humano de SURA Argentina.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario