Mi consejo para los que tienen criptos

Opiniones

Lo más importante es tener un plan preparado por si las cosas no salen como lo habías esperado. En esta nota te ayudo a armarlo.

Lo más importante es tener un plan preparado por si las cosas no salen como lo habías esperado. Vos, ¿tenés un plan? En esta nota te ayudo a armarlo.

No tiene sentido que nos pongamos a discutir acerca de si Bitcoin, Ethereum o cualquier otra criptomoneda está cara o barata. Eso es simplemente irrelevante y cuanto antes lo entiendas mejor.

Cuando uno compra cualquier activo (acciones, monedas, commodities o criptos) tiene que ver hacia donde apunta la tendencia. Y hoy, en todas las criptos, la tendencia apunta para abajo.

Si vos estás comprado y la tendencia está para abajo, tenés que definir una pérdida máxima. Si el precio de esa cripto (o de cualquier activo) llega al número que equivale a tu pérdida máxima, tenés que vender.

Este es simplemente un mecanismo de supervivencia. Si no lo hacés, más temprano que tarde vas a quedarte comprado en una acción o una cripto en la que tu pérdida sea dramáticamente superior a la que nunca imaginaste.

¿Por qué nos pasa esto? Porque la mayoría de los seres humanos estamos diseñados para pensar que las cosas saldrán bien. No tenemos ni siquiera las ganas de imaginar qué pasaría si salieran mal. Nos produce un dolor tan grande que no queremos ni evaluarlo.

Antes de seguir, si querés conocer las técnicas para ganar con tus inversiones, podés descargarte en este link una guía 100% gratis que preparé con mis mejores consejos que aprendí en más de 25 años como trader: Carta financiera - criptomonedas.

Pero en el mundo de las inversiones, es imperativo tener un plan de contingencia. Y esto es todavía más importante si el activo del que estamos hablando se mueve con la furia con la que se mueven las criptomonedas.

Una de las reglas más sencillas para confirmar una tendencia es la realización de nuevos mínimos (en tendencia bajista) o de nuevos máximos (en tendencia alcista).

Concretamente, si el Bitcoin se pone por debajo de los U$S 30.000 nuevamente, hay una alta chance probabilística de que acelere su caída. Fijate que estoy hablando de probabilidades y no de certezas.

Cuando un activo empieza a caer con fuerza, la mayoría de la gente se paraliza. Por eso hay que tener un plan previamente definido en el que hayamos establecido cuándo venderemos si la caída continúa.

¿Por qué normalmente nadie quiere vender cuando está perdiendo? Porque se queda con la esperanza de que pueda recuperar en algún momento. La contracara es que, aunque la posibilidad de mantener y recuperar existe, la decisión de mantener también pone en riesgo toda la inversión inicial ya que no se corta la pérdida.

Probablemente el nivel de U$S 30.000 para Bitcoin sea determinante y precipite una aceleración hacia abajo en todas las criptos. Creo que es prudente cortar las pérdidas en este nivel y si alguien está comprado en cualquier cripto, debería vender con la caída de Bitcoin por debajo de U$S 30.000.

Para volver a comprar deberíamos esperar a que la tendencia vuelva a ponerse alcista. Y eso no va a suceder en lo inmediato. Puede tardar semanas o incluso meses, ya que las tendencias de mediano plazo demoran mucho tiempo en gestarse.

Allá por marzo del año pasado yo estaba muy negativo con el mundo cripto por la gran aceleración bajista que había tenido. Y la probabilidad de que así continuara era alta:

Boggiano 1.png

Por más que el Bitcoin terminó subiendo, no había ningún argumento de tendencia para comprar en la zona de u$s 5.000.

Del mismo modo, cuando cambió la tendencia, me puse con una visión alcista:

Boggiano 2.png

Efectivamente, la tendencia alcista continuó y se aceleró.

La clave pasa a ser, entonces, cómo definimos una tendencia. Hay distintas técnicas y la media móvil es probablemente la más conocida y simple.

Por último, en el pasado el Bitcoin tuvo varias caídas del orden del 80% luego de lo cual volvió a marcar máximos históricos. Pero pensar que eso se volverá a repetir es un razonamiento arriesgado. De hecho implica un severo problema de inferencia estadística.

Es como la triste historia de un pavo al que alimentan todos los días simplemente para degollar antes del día de Acción de Gracias. El pavo estaba convencido de que su vida era perfecta: todos los días le daban de comer en la boca. Y un día, eso terminó abruptamente. No permitan que les pase lo mismo.

Para los que les interese saber más acerca de técnicas de tendencia, y otros consejos prácticos les dejo esta Guía Práctica de Inversiones de modo gratuito: Carta financiera - Guía práctica de inversiones.

Dejá tu comentario