Upskilling y Reskilling como factores de retención en tiempos de alta rotación

Opiniones

Hoy son las personas quienes eligen dónde, cómo y con quién quieren trabajar. Las empresas que no comprendan esta situación, poco a poco, irán perdiendo ese talento.

La gestión del talento en las organizaciones ha ido cambiando en el tiempo para adaptarse a los cambios que se han dado en el mundo del trabajo y las relaciones laborales, y todos estos cambios se han acelerado como nunca antes con el paso de la pandemia y con la reconversión digital obligada que tuvieron que implementar prácticamente todas las organizaciones en tiempo récord.

A la hora de hablar sobre atracción y retención de talento, es importante tener en cuenta que el salario ya no es el único factor que lleva a las personas a buscar un cambio o permanecer en un trabajo. En la actualidad, el clima laboral y las oportunidades de desarrollo profesional y otros factores no monetarios ganan terreno entre los elementos que los argentinos consideran más importantes a la hora de elegir una empresa para trabajar.

Justamente la última edición del Randstad Employer Brand Research, el estudio independiente sobre employer branding más completo e inclusivo a nivel global, realizado en base a la opinión de más de 163.000 participantes en 31 mercados de todo el mundo, confirma entre sus principales resultados que generar un buen clima laboral, dar oportunidades de crecimiento y tener un equipo motivado son factores trascendentales para que los colaboradores elijan permanecer en una organización.

Asimismo, en este contexto que tiende a profundizar su complejidad, resulta clave trabajar para desarrollar los liderazgos y dotar a los mandos medios de las organizaciones de herramientas para conducir a sus equipos. Trabajar sobre el upskilling y reskiling de la fuerza laboral hoy es indispensable, tomando en cuenta que la velocidad del cambio tecnológico acorta sensiblemente la vida útil de los conocimientos y las habilidades laborales.

Por eso, crece la relevancia que los trabajadores le asignan a la formación y la posibilidad de desarrollo profesional, tomando en cuenta que su empleabilidad a futuro depende mucho más de la incorporación de nuevos conocimientos y ya no tanto de los conocimientos adquiridos previamente.

Y en este contexto en el que las personas valoran más las oportunidades de desarrollo y formación, los resultados del estudio de marca empleadora de Randstad ponen de manifiesto el descalce existente entre cómo los empleados perciben la importancia del upskilling y reskilling y las oportunidades de formación que efectivamente ofrecen sus empleadores. En este sentido, el 88% de los trabajadores argentinos considera muy importante que su empleador le ofrezca posibilidades de reskilling y upskilling. Asimismo, la mayor parte de ellos cree que es importante que se les brinde la oportunidad de actualizar y perfeccionar sus conocimientos, independientemente de la edad, el género o el nivel de educación.

No hay dudas sobre la importancia que deben darle las empresas a las necesidades de actualización de conocimientos y habilidades de los colaboradores, habida cuenta que es un claro factor de retención. Hoy, son las personas quienes eligen dónde, cómo y con quién quieren trabajar, y aquellas compañías que no comprendan esta situación, poco a poco, irán perdiendo ese talento tan valorado y escaso.

Todas las empresas tienen la posibilidad de construir una marca empleadora en línea con lo que buscan los talentos hoy, teniendo en cuenta lo que los trabajadores desean y lo que los motiva y, desde ahí, construir planes de acción eficientes, efectivos y que generen un win-win tanto para el empleado como para la organización.

La pandemia trajo una sensación de claridad en las personas a nivel global, y Argentina no escapa a este fenómeno. La gente tiene más claro qué espera de su vida personal y profesional y ansía un trabajo donde pueda crecer, formarse continuamente y que el mismo esté alineado con sus valores y propósito. Por todo esto, es indispensable que las compañías comprendan que hay que adecuarse al nuevo contexto, porque tenemos hoy en las empresas niveles de rotación sensiblemente mayores a los habituales producto de la creciente escasez de talento y la puja salarial que genera la inflación.

Director de Outsourcing de Randstad Argentina.

Dejá tu comentario