5 de diciembre 2007 - 00:00

La Bolsa de Brasil, la atracción de Latinoamérica

La Bolsa de Brasil, la atracción de Latinoamérica
La Bolsa brasileña, por medio de su principal índice accionario, el Bovespa, ha culminado el mes de noviembre con una pérdida de 3,5%, luego de haber estado acumulando en el mes un retroceso de 11%. Este comportamiento demuestra la volatilidad actual del mercado que no sólo se puede observar en los índices estadounidenses sino incluso también en índices latinoamericanos,como es el caso de México y el mencionado índice brasileño Bovespa. Sin embargo, este retroceso del mes de noviembre está lejos de opacar un año 2007 altamente positivo para la Bolsa de Brasil que hasta el momento acumula una ganancia cercana a 40% en términos de reales y casi de 70% en términos de dólares. No cabe duda de que Brasil se ha convertido en el receptor latinoamericano de inversiones extranjeras, y a partir de ello se explica esta expansión alcista del último año.

Queda claro de este modo que aquel inversor que ha invertido en el país carioca durante 2007 ha salido ventajoso, sin embargo, la pregunta inevitable que se hace actualmente el inversor apunta a qué posibilidades hay que este bull market de la Bolsa brasileña pueda aun tener potencial de desarrollo y, por lo tanto, pueda considerarse una alternativa atractiva para la inversión. En este sentido, pasaremos a desarrollar el análisis de este mercado desde el punto de vista técnico para, a partir de él, inferir las chances que la Bolsa de Brasil pueda o no continuar con su tendencia ascendente hacia las próximas semanas o bien hacia los próximos meses.

EL ANALISIS

Claramente se puede observar en la gráfica 1 que desde el año 2002 la Bolsa de Brasil viene desarrollando un importante bull market que la llevó de niveles mínimos en reales de 8.200 puntos hacia valores actuales de 63.000 puntos, mien-tras que en términos de dólares el avance desde el año 2002 pasó de valores de 2.100 dólares a niveles actuales de 35.200 dólares. De esta forma, la Bolsa de Brasil estaría acumulando su quinto año consecutivo de ganancia y, por ello, la pregunta inevitable se centra en qué chances esta tendencia ascendente podrá continuar extendiéndose. Una regla básica dentro del análisis técnico indica que en el mercado no existe la tendencia lineal, que todo movimiento tendencial, sin importar el plazo del movimiento, tiende a respetar un comportamiento secuencial o mejor dicho todo movimiento tendencial tiende a ser interrumpido en algún momento por correcciones temporales y es justamente esta acumulación de ganancia la que lleva al inversor a desconfiar sobre una continua-ción de la misma. Sin embargo, dentro del análisis técnico existe otra regla básica que indica que nunca hay que hacerle frente a una tendencia en desarrollo, en tanto no haya indicios técnicos de que ésta ha cambiado.

Bajo estos dos conceptos básicos entonces desarrollaremos nuestro análisis y a partir del mismo trataremos de buscar los parámetros que el inversor debe tener presente para considerar si la tendencia alcista aún se encuentra en desarrollo o si la misma pudo haber culminado y por lo tanto terminará cambiando hacia los próximos meses.

Como observará el lector en la gráfica 2, desde los mínimos de 17.600 puntos alcanzados en mayo del año 2004 el índice se encuentra inmerso dentro de un canal alcista que, hasta el momento, ha venido siendo reconocido tanto en su línea inferior en mínimos de 2005, 2006 y 2007, del mismo modo que ha sido reconocida la línea superior con techos también testeados los últimos tres años. Incluso en el máximo de 65.900 visto semanas atrás los precios estuvieron cercanos a dicha línea y desde allí han recortado posiciones.

En este sentido, podemos decir que actualmente las condiciones están dadas para que el avance del Bovespa continúe extendiéndose hacia adelante. De hecho para el actual mes de diciembre la línea superior del canal está pasando por la zona de 72.000-73.000 puntos y es favorecido pensar que la misma será testeada.

Ahora bien, si nos centramos en el corto plazo, en la gráfica 3 es importante destacar algunos niveles a tener en cuenta. Nuestra visión preferida sostiene que el recorte desde los máximos visto semanas atrás de 65.900 es de carácter menor, definido por el avance desde los mínimos de agosto pasado. Si observamos la gráfica podemos detectar que el recorte ha reconocido hasta el momento el soporte de 58.000 puntos con solidez (382% de recorte al trayecto alcista desde los mínimos de agosto pasado), y por lo tanto podemos esperar ahora la reanudación alcista directa del mercado que finalmente nos lleve hacia el mes que se inicia hacia el objetivo de 72.000-73.000 puntos. Solamente con caídas debajo de los 58.000 puntos estaremos alertando ante el desarrollo de correcciones mayores hacia los 55.500-55.000 o bien hacia los 53.000 puntos, área esta última donde se concentra la línea inferior del canal alcista y, por lo tanto, pasa a considerarse so-porte crítico de mediano plazo para la Bolsa brasileña.

En conclusión, se recomienda aún mantenerse dentro del lado comprador en este mercado, sin embargo, es importante no descuidar que es un mercado con una tendencia alcista ya bastante avanzada y, por lo tanto, se sugerirá ser cuidadoso y trabajar con estrictos niveles de stops ante repentinas nuevas inflexiones bajistas que puedan materializarse. Veamos...

DOLARES VS. REALES

La caída del dólar frente al real alcanzó niveles de 1,723 real y desde allí se originó la fuerte recuperación vista días atrás que logró testear valores de 1,87 real. Bajo el esquema que la tendencia alcista de la Bolsa de Brasil aún podría tener potencial de desarrollo hacia las próximas semanas, creemos posible pensar que el proceso de apreciación del tipo de cambio de Brasil aún continua-rá apreciándose frente a la moneda estadounidense para buscar objetivos inferiores de 1,72 hacia la zona de 1,65 o bien niveles de 1,62-1,6 real por dólar. En este sentido será fundamental que los precios no superen ante repentinas reacciones alcistas la zona de 1,87-1,9 real. Solamente subidas del dólar por encima de 1,9 estarán comprometiendo esta visión y escenarios alcistas para el dólar frente a la moneda brasileña pasarán a ganar protagonismo.

Dejá tu comentario

Te puede interesar