7 de febrero 2005 - 00:00

"No es preocupante la baja aceptación inicial de canje"

Hernán del Villar
Hernán del Villar
El ex director del Banco Central Hernán del Villar adjudica la baja aceptación que tuvo la oferta de canje de deuda en el comienzo del proceso a que «apareció el bono Discount en pesos como algo más atractivo que el Par, contrariamente a lo que se creía en el inicio». Considera que el proyecto oficial para cerrar, en teoría, cualquier posibilidad de mejora futura en la oferta es una decisión positiva y sensata del gobierno.

En diálogo con este diario, el ex funcionario dijo que la inflación este año crecería 8% y que el tipo de cambio actual es elevado. Estas son las principales definiciones de Del Villar:

Periodista:
¿Cómo evalúa la aceptación de menos de 35% que tuvo el canje en esta primera etapa?

Hernán del Villar: Todo indica que hay un porcentaje grande de bonistas que está postergando la decisión de adherir al canje porque apareció el bono de descuento en pesos como algo más atractivo, contrariamente a lo que se creía en el inicio. Hay muchas recomendaciones de optar por ese bono. Entonces, algunas decisiones que al principio estaban ligadas a los bonos Par estarían haciendo una revisión, y como el descuento no tiene incentivo para aceptar tempranamente, ahora el porcentaje de adhesión al canje aparece bajo. Esto, sumando a la experiencia en canjes de deuda anteriores, hace que no sea preocupante que la aceptación en la primera etapa sea menor que la esperada.


P.:
¿Qué opina del proyecto de ley para cerrar la posibilidad de una mejora de la oferta a bonistas?

H.d.V.: Me parece positivo, porque cualquier avance en las expectativas de que el canje se iba a abrir era sumamente negativo. No sería sensato que el gobierno lance una mejora posterior. Esta oferta está dentro de los alcances que el gobierno puede cumplir. Dejar librada la expectativa de mejoras sería una señal equivocada. Al día siguiente de los anuncios de Roberto Lavagna ( sobre el proyecto), la reacción de los mercados fue positiva, aunque también haya sido ayudada por otras razones. Eso implica que el gobierno está siguiendo los pasos esperados para el canje.


• Refinanciación

P.: ¿Ve complicaciones este año para afrontar los vencimientos con el FMI y de la deuda posdefault?

H.d.V.: Los recursos del gobierno para hacer frente a la deuda posdefault en parte están ligados a las negociaciones con los organismos internacionales. Seguramente, habrá instrumentos para obtener un roll over ( refinanciación de deuda) con el FMI. Además, el sistema financiero tiene una buena parte de la deuda posdefault que podría canjear por otros instrumentos. Pero una parte importante del futuro de esta deuda depende de la negociación con los organismos y de los pagos que implique.


P.:
¿El aumento en los precios minoristas de 1,5% en enero conspira con el cumplimiento de la meta inflacionaria de 2005?

H.d.V.: En cuanto a la inflación, 2005 nos va a ubicar un escalón más arriba de 2004, en torno a 8%. Tras la devaluación, hubo factores que fijaron un límite en el aumento de precios como la caída en los ingresos de la población y el grado de apertura de la economía. Luego, por el gradual aumento de salarios, hubo subas de los precios más rezagados. Esto, junto con la política muy gradual de aumento de tarifas, aunque van a ir demorando los ajustes domiciliarios, podría provocar una inflación un poco más alta este año.


P.:
¿Se puede mantener el tipo de cambio alto en ese marco?

H.d.V.: El tipo de cambio se encontrará en valores nominales similares a los actuales durante 2005. Este año todavía se espera un exceso de oferta de dólares. De acuerdo con la política monetaria, va a seguir la intervención compradora por parte del Banco Central, y la expansión monetaria que se espera en 2005 es parecida a la de 2004. Hoy tenemos un tipo de cambio elevado, lo cual es importante desde el punto de vista de la competitividad.


P.:
¿Cómo cree que se encararán este año la renegociación con las empresas privatizadas?

H.d.V.: Habrá un avance en las tarifas mayoristas con moderación en lo que es ajuste domiciliario. Hasta hoy, se discutió la situación de lo que ocurrió hacia el pasado, de todos estos años en los que no hubo ajustes, más que en términos de futuro. Es un tema que hay que solucionar. La forma que tiene Néstor Kirchner de negociar es de confrontación, aunque no de ruptura.


P.:
¿El clima de negocios es bueno actualmente?

H.d.V.: Falta clima de negocios, y eso podría frenar la inversión, pero cuando se ve la evolución de la economía en 2004 se ve un avance en la inversión en maquinarias, equipos y construcción de viviendas. Hay sectores con buena rentabilidad. Si los temas de la agenda más urgentes van gestionándose razonablemente, las inversiones deberían ir apareciendo, porque hay un marco de precios relativos que da rentabilidad en algunos sectores.


P.:
¿Cuánto estima que crecerá la economía?

H.d.V.: Para 2005, habría 6,5% de crecimiento. Hay un arrastre del año pasado y un crecimiento promedio de 1% trimestral. Está basado en el impulso de la economía de fin de 2004 y principios de 2005, mantenimiento de un tipo de cambio real alto y con aumentos graduales de los ingresos de la población.


Entrevista de Florencia Lendoiro


Dejá tu comentario

Te puede interesar