30 de marzo 2021 - 13:11

¿Los RRHH y la tecnología están preparados para la nueva normalidad?

La transformación digital no se puede detener, por el contrario, debe retomarse rápidamente haciendo los ajustes necesarios con la finalidad de poder afrontar un retorno gradual de las actividades de una manera más preparada.

Las empresas están siendo puestas a prueba y esto va mucho más allá de las decisiones de un director. Se está observando la forma en sé que trata a los empleados.

Las empresas están siendo puestas a prueba y esto va mucho más allá de las decisiones de un director. Se está observando la forma en sé que trata a los empleados.

Foto: Vinilarte

Estudios privados que se basan en la madurez digital de las empresas indican que se ha encontrado un grado de evolución media en algunos sectores. De acuerdo con estos resultados el 53% de las empresas analizadas se encuentran encaminadas en su proceso de transformación digital en comparación al año anterior (2020) donde sólo eran el 41%.

Los números indican que aún se está muy lejos de tener empresas con sistemas informáticos que traccionen una madurez digital esperada, sin embargo, aún existen algunas oportunidades de mejora para que la integración digital de sus procesos suceda de manera uniforme.

La gran mayoría las empresas han reforzado digitalmente sus áreas de Marketing, Ventas, Finanzas, Operaciones y Logística, y desde ya, Sistemas de IT. Sin embargo, denotan un aplazamiento muy marcado en las áreas de Recursos Humanos y Administración en general.

En situaciones críticas la alineación de los RRHH, Tecnología y empleados con las necesidades de la empresa resulta clave para la supervivencia de éstas. A la necesidad de mantener el funcionamiento de los negocios, se suma la de proteger la seguridad de los propios empleados y su entorno de las situaciones de riesgo a las que el ejercicio de su profesión les obligue.

La transformación digital no se puede detener, por el contrario, debe retomarse rápidamente haciendo los ajustes necesarios con la finalidad de poder afrontar un retorno gradual de las actividades de una manera más preparada. De lo contrario, podría generarse una crisis después de la crisis, ya que aquellas empresas que no se preparen podrían perder sus ventajas competitivas y hasta la posibilidad de no seguir vigentes en el mercado ante esta nueva normalidad.

Con los responsables de RRHH y la participación de los responsables de las áreas clave, se pretende monitorizar proactivamente la situación, llevando a cabo un seguimiento diario que permita mantenerse continuamente informado y poder tomar decisiones con la mayor rapidez posible en un contexto altamente cambiante como el actual. Esto permite una rápida adaptación de las decisiones y los planes de acción de la organización a las recomendaciones emitidas por las Autoridades y por la situación particular del sector de actividad en el que la empresa opere.

Ahora bien, ¿RRHH cuenta con las herramientas tecnológicas para realizar un seguimiento en línea? Queda de manifiesto por tanto, con esta pregunta formulada, que en el marco de la continuidad del negocio, la función de RRHH y las soluciones IT específicas para el área, resultan de enorme relevancia para asegurar los planes de continuidad de las empresas, entendida ésta como los procesos y procedimientos que una organización pone en marcha para garantizar la continuidad de funciones esenciales que eviten la interrupción de los servicios y que permitan restablecer el pleno funcionamiento de la empresa de forma rápida.

Los desafíos inmediatos de los recursos humanos

Cuando fomentar una cultura de servicio interno remoto es vital para las empresas

Toda crisis genera nuevas oportunidades y la pandemia del Coronavirus (Covid 19) nos está moviendo la aguja en todos los frentes. Desde el ámbito privado, una pauta esencial es la forma de cómo muchas empresas se comunican con sus empleados en esta nueva era del Teletrabajo.

En ese sentido, sabemos que, a nivel mundial, una de las tendencias prioritarias generadas por el Covid 19 es recomendar no salir de casa constantemente, salvo necesidades imperiosas como ir a trabajar a la oficina, acudir para la asistencia de nuestros mayores, adquirir alimentos y/o medicinas.

Esto quiere decir que las horas hombre que las personas destinaban a actividades laborales dentro de sus tradicionales oficinas, hoy las dedican de la misma manera o inclusive más desde sus hogares. Ya que cada vez más tiempo se está frente a nuestras terminales, desde donde consumen atención máxima a los correos electrónicos, redes internas, sociales, portales web de todo tipo, o plataformas de comunicación a distancia, inclusive comprando alimentos y provisiones vía aplicativos.

Las empresas están siendo puestas a prueba y esto va mucho más allá de las decisiones de un director. Se está observando la forma en sé que trata a los empleados, los errores de comunicación, las acciones correctas y las decisiones que se toman para ayudar a la sociedad toda por encima de sus intereses propios.

Por lo cual, debemos tener en cuenta determinadas cosas:

  • Definir un conjunto de normas, comportamientos y valores que guíen la acción de los colaboradores remotos con una intervención de tecnología bien aplicada.
  • La comunicación constante con los colaboradores remotos es crucial y provee la dirección implícita de los objetivos plantados en la línea de servicio asignado, enmarca lo correcto y lo incorrecto resaltando los aspectos que hacen que las personas sean productivas y eficiente.
  • Desarrollar procedimientos de gestión, un mapa de estructura interno, un consenso estratégico y una mayor integración cultural de la mano de la tecnología.
  • La diferencia entre procesos bien diseñados y mal diseñados influye en gran medida en la capacidad de la organización para desarrollar y explotar la tecnología.
  • Defina procesos simples para implementar nuevas funcionalidades.

Estamos en contacto constante con nuestros empleados y con nuestros clientes en todas las regiones donde estamos presentes, brindando toda la ayuda posible, entendiendo los retos de crear soluciones contingentes de Customer Experience con tecnología bien aplicada. Somos capaces de ofrecer una guía de factores claves para abordar este desafío que nos toca enfrentar contando con nuestra experiencia y calidad en nuestros servicios.

(*) Ingeniero, gerente de Nucleus.

Dejá tu comentario

Te puede interesar