Sobisch: "El Presidente me mandó hacer una huelga"

Opiniones

Jorge Sobisch aprovechó el último fin de semana antes de las elecciones para caminar en cueros por Puerto Madero. Su esposa lo reta. Pero el candidato del Movimiento Provincias Unidas dice que goza haciendo política y que no sufre ni estrés ni contracturas por la presión del cierre de campaña. Sin embargo, cuando se le menciona a Néstor y Cristina Kirchner cambia el semblante: «¡Quieren demonizar a la Policía!», se queja, ya vistiendo traje y corbata en su búnker del microcentro porteño.

Periodista: ¿Está contracturado a esta altura de la campaña?

Jorge Sobisch: No, no, para nada. Yo disfruto. Ayer -por el domingo- salí a caminar, por ejemplo, y como estaba el solcito tan lindo me saqué la remera, agarré por Córdoba para el Bajo, después anduve por Puerto Madero, donde están las cantinas y ahí andaba haciendo mi caminata sin remera...

P.: ¿Y la gente cómo reacciona; lo reconoce, lo saluda...?

J.S.: Sí, claro, me paran, me saludan y veo que se sorprenden mucho de que ande solo caminando por ahí... Recién inclusive un señor cuando bajaba del ascensor me saluda y me dice cómo es que anda solo... y yo soy así, ando solo...

P.: ¿Cómo se prepara para la última semana de campaña?

J.S.: Bien, bien, yo llevo tres años y medio caminando por todo el país. Los últimos esfuerzos los estamos volcando aquí en Capital Federal y Gran Buenos Aires, porque es donde uno tiene más repercusión. Jorge Asís, por su parte, está saliendo en paralelo a otros lugares de la Argentina, como Misiones, Corrientes, en estos días va a ir a Santa Fe y Entre Ríos. Digamos que nos estamos dividiendo, pero trabajando muchas horas.

P.: ¿Hay que creerles a las encuestas, está todo definido ya...?

J.S.: Yo creo que el gobierno ha hecho una campaña muy fuerte, donde ha instalado de forma total la idea de que está todo definido; llaman mucho la atención las escasas encuestas de la provincia de Buenos Aires cuando hay muchas de Capital, no hay encuestas o no aparecen de la mayoría de las provincias argentinas. Es decir que el gobierno instaló esta imagen que no coincide con la realidad y el 28 se develará la incógnita. Es decir que la gente se va a encontrar con la misma inseguridad que tiene hoy, con los hospitales en crisis, lo mismo que el sistema educativo, con las provincias desfinanciadas, con una inflación en crecimiento, con una muy mala relación con el resto de los países del mundo, con un Parlamento desdibujado, una Justicia desacreditada, con una Policía debilitada por el propio Presidente.

P.: ¿Y qué piensa del triple crimen de los policías?

J.S.:
Ahora, en otro acto desafortunado, (el Presidente) no tuvo mejor idea que relacionar la muerte de los tres efectivos con las elecciones. Es lo mismo que hizo con nosotros en Neuquén: electoraliza los dramas. En vez de decir debemos encontrar soluciones para este tema, dijo acá hay una mano negra, electoraliza la muerte.

P.: ¿El Presidente también está demonizando a sus oponentes políticos, cuando a partir del triple asesinato se refirió a Blumberg, su candidato en la provincia?

J.S.: Mire, yo soy el primer candidato en 100 años al que el Presidente le manda a hacer una huelga. Esto es insólito en el país. Atacar a Blumberg ante una falla estructural del gobierno es mostrar la impotencia para resolver los grandes problemas del país. Yo diría, antes de arremeter y demonizar a la Policía y las fuerzas de seguridad, hay que calificarlas. Otro tema, terreno del Presidente: ¿dónde están los derechos humanos, que no se han manifestado por este triple crimen, sólo hay derechos humanos para algunos y otros no? Una de las razones por las que volví luego del grave suceso que tuve en mi provincia es por este tema, quiero dar este debate. Acá no hay argentinos buenos y malos, no hay delincuentes buenos y malos, hay delincuentes y éstos deben estar en la cárcel. No podemos justificar ideológicamente a un asesino, como está pasando acá. Hay que juzgarlos a todos. Si soy presidente voy a convocar al Gran Plan de Seguridad Nacional a todos los actores, donde se va a combatir al terrorismo, el narcotráfico y la delincuencia en general. Lo mismo para la salud, la educación y la industria, siempre sentado con los gobernadores para salir a encontrar el modelo sustentable para el desarrollo argentino.

Entrevista de Ezequiel Rudman

Dejá tu comentario