Walter Graziano

El telenovelón del día 22

Los inversores no ganan para sustos. Un día parece que no hay acuerdo con los acreedores, al siguiente se da por descontado que lo hay.

El complicado póker entre el Gobierno y los acreedores

Si de aquí al 8 de mayo el gobierno se mueve un solo centímetro de lo propuesto, lo más probable es que la negociación se torne infinita, y que un fracaso del cierre de toma de ofertas en esa fecha lo obligue a efectuar una tercera propuesta en el breve lapso de un mes, factor que también implicaría, en la mente de un acreedor que se puede obtener todavía más.