A dúo, Cristina y Scioli estrenan ''convivencia'' con corte de cintas

Política

Herencia -en este caso buena-de su marido, Cristina de Kirchner estrenará hoy tijera con Daniel Scioli en el primer acto de inauguración de obras públicas que, a dúo, harán la Presidente y el gobernador. Un clásico: será en el conurbano profundo.

Sin Néstor Kirchner, en retiro de descanso en Olivos, la mandataria y Scioli se mostrarán juntos en lo que será, además, el debut oficial de una convivencia que no se imagina mansa. El vínculo entre ambos ha sido zigzagueante. Mejor dicho: más accidentado que cordial.

A 48 horas de asumir, compartirán la ceremonia de la que también participará Julio De Vido y que poblarán las tropas aportadas por los intendentes del conurbano sur. La obra, en la Ruta 36, roza tres distritos: La Plata, Berazategui y Florencio Varela.

De Vido fue quien diseñó, antes de la asunción de la Presidente, una agenda cargada de inauguraciones de obras que sirva como estreno «de lujo» de la gestión cristinista, pero, además, prepare el terreno para que la Presidente recuerde y destaque lo hecho por su marido.

Que el lugar elegido sea el conurbano tiene una carga adicional: el PJ bonaerense, apoyado en los intendentes, ha sido la base del armado kirchnerista que aportó el mayor caudal de votos a Cristina el 28 de octubre. Se trató de una jugada táctica de Kirchner.

En rigor, el primer acto de Cristina será en Varela, de donde es Julio Pereyra, jefe de la FAM, y uno de los escuderos de Kirchner en el conurbano profundo. De matrices diferentes, Juan José Mussi, de Berazategui, y el platense Pablo Bruera son los otros alcaldes.

Además, para el armado del PJ, la continuidad de De Vido fue un factor de celebración. No sólo es quien agiliza la obras para sus distritos, sino también con quien, excepto Kirchner, se sienten más cómodos.«Es el ministro más peronista», suelen decir en detrimento de Alberto Fernández.

  • Contactos

    El acto tendrá, además, la particularidad de ser la primera actividad de Cristina y de Scioli fuera de sus sedes de gobierno. Hasta ayer, la Presidente mantuvo una intensa agenda con reuniones bilaterales, con varias visitas internacionales, en la Casa Rosada.

    Desde el director gerente del FMI, Dominque Strauss-Kahn, hasta el príncipe Felipe de Asturias, con escalas en el venezolano Hugo Chávez y en Yolanda Pulecio, madre de la ex candidata presidencial de Colombia Ingrid Betancourt, una de las rehenes de las FARC.

    Scioli, en tanto, permaneció en La Plata: recorrió la gobernación -saludó a empleados y funcionarios, y dio su primera conferencia de prensa en la Sala de Periodistas-y mantuvo contactos con sus ministros. Para hoy prevé recibir al vicecanciller de Italia, Donato Di Santo.

    Esta tarde, a las 18, compartirán una inauguración de obras, aspecto sobre el que Scioli en su discurso de asunción puso particular énfasis al platear la necesidad de colaboración de la Nación para mejorar la situación en materia de infraestructura de la provincia.

    Scioli tiene, en tanto, una agenda política interna: prevé recibir a las autoridades de la Legislatura bonaerense, que asumieron el último lunes luego de días de agria negociación que dejaron un tendal de heridos y el amague de una ruptura del bloque oficialista.

    Junto al ministro de Gobierno y Jefatura, Alberto Pérez, recibirá al presidente de la Cámara baja, Horacio González; Julián Domínguez, vice de ese cuerpo, y a Martín Ferré, el sciolista que quedó tercero en el podio a pesar del deseo del gobernador.

    También está programada la presencia de Alberto Balestrini y de Federico Scarabino, máximas autoridades del Senado. Osvaldo Goicochea y Alberto Pérez, jefes de los bloques del FpV-PJ, también participarán del encuentro, como también los delegados de los bloques de la oposición.
  • Dejá tu comentario