Advierte Tabaré: no hubo acuerdo sino un pedido a las empresas

Política

Desde que se anunció, había escepticismo sobre los términos de un acuerdo Kirchner-Tabaré para superar la crisis por la construcción de dos papeleras sobre la margen oriental del río Uruguay. Cuando chocan principios con intereses, cuando los protagonistas son muchos y muy diversos, cualquier entendimiento se complica. Lo demostró la expresión del mandatario uruguayo en Bolivia, cuando minimizó la fuerza de la conversación que mantuvo con Kirchner en Santiago de Chile el sábado. No es un acuerdo, dice ahora, sino un pedido a las empresas de que posterguen por un tiempo la construcción hasta encontrar un árbitro ecológico. Es esperable que el compromiso lo minimice Tabaré si ha pagado un altísimo costo político interno ante la oposición a su gobierno y con los propios adherentes por aparecer acordando. Más cuando pasadas 72 horas del anuncio los ambientalistas de Entre Ríos no han levantado el corte de los puentes que unen a los dos países y dicen que lo harán sólo si les aseguran que no habrá papeleras, es decir, si les dan la razón total en esta puja a la que los gobiernos no le encuentran una salida.

La Paz (EFE, ANSA) - El presidente uruguayo, Tabaré Vázquez, aclaró que no existe un acuerdo propiamente dicho con su par argentino, Néstor Kirchner, en el conflicto por la construcción en Uruguay de las papeleras.

Vázquez
, que comenzó en La Paz una gira por cuatro países de Sudamérica, sostuvo que su reunión del pasado fin de semana con Kirchner en Santiago de Chile no debe entenderse como un convenio sobre el asunto que desde hace un mes mantiene tensas las relaciones entre sus países.

El mandatario uruguayo explicó que Kirchner sugirió en Chile «la posibilidad de pedir a las empresas un gesto, de detener por un tiempo la construcción de las plantas», para contribuir a la resolución del conflicto.

• Exigencia

Pero agregó que «mientras los piquetes de ciudadanos argentinos estén cortando los puentes, el gobierno uruguayo no va a detener la construcción de las plantas de celulosa».

«Nosotros, por nuestro lado, exigimos el levantamiento del corte de los puentes, para poder dialogar», añadió Vázquez en una conferencia de prensa con su homólogo boliviano, Evo Morales, tras firmar una declaración conjunta.

«Si estas dos cosas se logran, buscaremos un encuentro los dos presidentes para empezar a negociar cómo seguimos adelante», en un proyecto que «Uruguay va a instalar finalmente», agregó el mandatario.

• Explicaciones

Vázquez insistió en que Kirchner reconoció el derecho de Uruguay a tener esas plantas y advirtió que no negociará bajo la presión de los «piqueteros» en los puentes bloqueados.

Admitió que realiza su actual gira, que lo llevará también a Venezuela, Brasil y Paraguay, para explicar a los presidentes de esas naciones
«la conducta, criterios y líneas» que ha seguido Montevideo en este tema, «en el contexto del respeto al derecho internacional».

Asimismo, el presidente uruguayo se negó a «responder a las críticas de la oposición, que tiene todo el derecho a hacerlas, y mucho menos fuera del país». Pero aclaró que cumplió cuanto había anunciado antes de partir de Montevideo.

Dejá tu comentario