Alberto Fernández firmó DNU de cuarentena y suspende su gira por Chaco

Política

Se oficializó la nueva fase estricta de aislamiento en el AMBA a partir de mañana y hasta el 17 de julio. El Presidente reduce su agenda ante pico de contagios.

El Gobierno oficializó ayer la extensión del aislamiento social, preventivo y obligatorio desde el 1 hasta el 17 de julio, nuevamente con fuertes restricciones en actividades y en el transporte público, en la zona del Área Metropolitana de Buenos Aires (Amba), todos los departamentos del Chaco, el departamento rionegrino de General Roca y el aglomerado urbano de Neuquén, en el marco de la pandemia por coronavirus.

En paralelo, Alberto Fernández suspendió su viaje a Chaco mientras el Gobierno prorrogó también hasta el 17 de julio el distanciamiento social, preventivo y obligatorio para el 85% de la superficie del país, que poco a poco va volviendo hacia una fase de normalidad. De esa forma, por Decreto de Necesidad y Urgencia 576/2020, el Presidente oficializó la medida anunciada el viernes pasado, y que tiene foco en la Ciudad de Buenos Aires y los 35 partidos del Gran Buenos Aires que conforman el AMBA, epicentro de la expansión del coronavirus.

La norma mantiene los lineamientos generales del aislamiento que se inició el 20 de marzo pasado, con cierre de fronteras, y sin clases y sin eventos de gran magnitud, como espectáculos públicos y partidos de fútbol, entre otras actividades masivas. El DNU extendió, además, la cuarentena que venía rigiendo desde el 8 de junio hasta mañana, día que comenzará a regir el nuevo endurecimiento del confinamiento en las casas, debido a que “en los últimos 20 días se presentó un aumento acelerado de casos del 136,4%, un aumento del 95,6% de personas fallecidas y un aumento del 74% de las personas internadas en unidades de terapia intensiva por coronavirus”.

A raíz del endurecimiento de la cuarentena, sólo se permitirá viajar en el transporte público a los trabajadores a los que la norma de inicio del aislamiento calificó de “esenciales”, es decir, aquellos que se considera imprescindibles para mantener las actividades mínimas en el Estado y la actividad productiva privada. No obstante, el Gobierno amplió de 24 a 30 las actividades consideradas esenciales, ya que agregó, por ejemplo, al personal de la Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses), que se habían ido agregando con las sucesivas fases de prórroga y que tiene a su cargo el pago del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE).

Asimismo, se mantienen algunas actividades productivas, pero sin que los trabajadores de esas áreas puedan abordar el transporte público, es decir, que deben cumplir el protocolo de que sus empresas deben ocuparse de la ida y vuelta hasta el empleo. El DNU aclara que en “cualquier momento en que se detecte una alarma epidemiológica o sanitaria” el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, en su carácter de coordinador de la “Unidad de Coordinación General del Plan Integral para la Prevención de Eventos de Salud Pública de Importancia Internacional” “podrá dejar sin efecto una excepción” de las otorgadas en los 100 días de confinamiento.

Además, la norma dispone que se extremarán, por parte del Ministerio de Seguridad de la Nación, los controles “permanentes en rutas, vías y espacios públicos, accesos y demás lugares estratégicos que determine” en coordinación con las respectivas jurisdicciones, situación que se empezó a observar desde la cero hora de ayer. Al respecto, acerca de los “infractores” al aislamiento, establece que “se dará actuación a la autoridad competente, en el marco de los artículos 205, 239 y concordantes del Código Penal” y determina que el Ministerio de Seguridad “deberá disponer la inmediata detención de los vehículos que circulen en infracción y procederá a su retención preventiva por el tiempo que resulte necesario”.

El jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, sostuvo que el Gobierno está “dispuesto a pagar todos los costos políticos para salvar vidas” y reconoció que “hay expresiones de cansancio” por la extensión del aislamiento social en el AMBA, pero advirtió que “hay una aceleración de la circulación del coronavirus” en esa región y “los expertos nos aconsejan tomar estas medidas”. También el gobernador bonaerense, Axel Kicillof, pidió a los bonaerenses hacer “un esfuerzo más” y “no correr riesgos”, al lanzar hoy un spot en sus redes sociales relativo a la nueva etapa del aislamiento y aseguró que, cuando pase la pandemia, y “miremos atrás vamos a estar orgullosos del esfuerzo que hicimos”.

Por otra parte, intendentes del Frente de Todos (FdT) del conurbano bonaerense respaldaron las medidas y pidieron “colaboración y comprensión” a los vecinos para cumplir con las restricciones. El Gobierno bonaerense informó que son 35 los distritos de la zona metropolitana que ingresarán a partir del próximo miércoles a la nueva fase estricta del aislamiento, mientras que el resto de los municipios de la provincia continuarán como se encuentran en la actualidad.

Los municipios que ingresan a una nueva fase son Almirante Brown, Avellaneda, Berazategui, Berisso, Ensenada, Escobar, Esteban Echeverría, Ezeiza, Florencio Varela, General Las Heras, General Rodríguez, General San Martín, Hurlingham, Ituzaingó y José C. Paz. También La Matanza, Lanús, La Plata, Lomas de Zamora, Luján, Malvinas Argentinas, Marcos Paz, Merlo, Moreno, Morón, Pilar, Presidente Perón, Quilmes, San Fernando, San Isidro, San Miguel, San Vicente, Tigre, Tres de Febrero y Vicente López.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario