"Al menos, Cristina antes hablaba"

Política

Teresa González Fernández -Teresa Solá o «la Colorada» para otros-, por ahora candidata a vicegobernadora bonaerense en la lista que encabeza Jorge Sarghini, se explayó en un reportaje aparecido en la revista «Debate» sobre la política de derechos humanos de Néstor Kirchner. «Ahora es fácil pegarles, difícil era en tiempos de Alfonsín», dice allí sobre el trato presidencial a militares. Cercana a los Kirchner en otras épocas, descree en el reportaje hecho por Adriana Balaguer del eslogan de campaña que promete el cambio dentro del cambio con la candidatura de Cristina Fernández, habla de las internas en el gabinete nacional y del futuro del peronismo disidente. Veamos:

Periodista: ¿Por qué Lavagna y no Cristina?

Teresa González Fernández: Porque al principio acompañé mucho a Cristina y a Kirchner, y después sentí que hubo un estado de permanente beligerancia, que no es buena. En mi caso, que es también el de Lavagna, creo que en la campaña de las elecciones legislativas de 2005 hubo un quiebre muy fuerte que me marcó y me alejé.

P.: Las observaciones que le hace parecen de forma y no de fondo. ¿Es sólo una cuestión de estilo de cómo comunicar?

T.G.F.: En realidad es de fondo. Kirchner habla como si planteara una cosa nueva y a mí no me parece nada nuevo. Y con respecto a las decisiones que se tomaron en el área de derechos humanos, ahora es fácil pegarles. Difícil era en tiempos de Alfonsín. Esto no desmerece lo que se ha hecho, pero tampoco da para plantearse como el adalid de los derechos humanos.

P.: Cristina está siendo vendida como el cambio. ¿Qué le parece?

T.G.F.: No entiendo ese tipo de discurso cambiado. También se plantea el tema de la mejora institucional. Y a mí me parece gravísimo que el Presidente reconozca que hay una mala calidad institucional, o que Cristina viene a profundizar el cambio. Si uno cambia, cambió, y no necesita profundizar el cambio, se mejoran algunas cosas y listo. No veo tampoco que se haya cambiado nada.

P.: ¿Por qué cree que Cristina está tan bien posicionada en las encuestas?

T.G.F.: Antes hablaba, por lo menos. Pero me parece que ahora la hicieron callar. Ahora está mucho en el exterior y callada; además, me parece que el Presidente la elige como su esposa. Me parece mal que se elija como se lo está haciendo, porque considero que no es una persona que estaba simplemente acompañando. Cristina es una militante, tiene una trayectoria muy reconocida y buena. Cuando el otro día la criticaron a Romina Picolotti por nombrar parientes, me pregunté qué era eso, si hay parientes en todos lados y siempre los hubo.

P.: ¿Y le parece bien o mal que sea así?

T.G.F.: A mí no me parece ni bien ni mal. Ahí hay un tema político porque Julio De Vido nombró a muchos y Kirchner también, entonces por qué otros no pueden hacer lo mismo. Hay que usar la misma vara para juzgar.

P.: ¿Que todo esto salga a la luz ahora no será producto de una interna dentro del gabinete?

T.G.F.: Puede ser. Lo que me molesta es que critiquen la foto con Menem en Potrero de los Funes. Fue un presidente constitucional. Es injusto que se critique la lealtad. Chacho Álvarez es muy amigo mío, lo quiero y lo respeto, y resulta que todos le critican que fue parte de la Alianza. Si nosotros éramos la pata peronista de la Alianza. Todos estuvimos en la década del 90 como funcionarios y estoy muy orgullosa de haber estado, porque serví a mi país a pesar de que no tenía contacto con menemistas. Todos los de esas fotos en San Luis estuvieron comprometidos con la construcción de un país digno. Admiro mucho a Rodríguez Saá. Fue el que anunció el default, pero hubo muchos de los que hoy son oficialismo que lo aplaudieron.

P.: No me va a negar que hoy esa foto es políticamente incorrecta.

T.G.F.: Entonces no soy políticamente correcta. Ser políticamente correcto a veces es mentiroso. La verdad absoluta no existe. Uno trata de buscar la veracidad de todo lo que busca, dice o siente.

P.: ¿Por qué Sarghini y no Scioli?

T.G.F.: Sarghini es un hombre de conocidísima trayectoria técnica, y un militante bonaerense de trayectoria. Pero también fue secretario de la Nación, fue ministro de Economía, fue presidente del Banco Provincia. Quizás el gran público no lo conozca, pero es un tipo de conducta, con capacidad de análisis y muy derecho. Scioli me parece un tipo interesante, inteligente, piola y buena gente, pero pertenece a la Capital Federal y lo arrancaron de allí como una margarita y lo transportaron a la provincia. Ahora parece una margarita marchita.

P.: Pero si no fuera por eso, que es una decisión política de Kirchner, ¿ podría ser su candidato?

T.G.F.: No en la provincia de Buenos Aires, y yo voto ahí. El puede conocer la provincia muy rápido, pero pertenece a Capital Federal y hay un montón de cosas que le va a llevar años conocer: lugares, formas...

Dejá tu comentario