Alberto Fernández dialogó con la gobernadora de Río Negro sobre la violencia en la zona Andina

Política

La mandataria Arabela Carreras contó que el máximo mandatario "condenó los hechos de violencia" y expresó su voluntad para resolverlos.

El presidente Alberto Fernández condenó este sábado los hechos de violencia protagonizados por integrantes de la comunidad mapuche ocurridos en la provincia de Río Negro y "expresó su voluntad de colaborar" para resolverlos, contó la gobernadora Arabela Carreras, tras recibir un llamado del mandatario.

“El Presidente Fernández condenó los hechos de violencia y me expresó su voluntad de colaborar para resolución de estos conflictos”, señaló Carreras, según consignó un comunicado de prensa difundido por el Gobierno rionegrino.

El contacto se produjo cerca de las 14 por iniciativa del jefe de Estado y en todo momento se percibió un tono amable entre ambos, destacó el texto.

La representante rionegrina le agradeció el envío de Gendarmería Nacional a la zona conflictiva así como también el apoyo a la fiscal federal para la investigación de los ataques perpetrados en El Bolsón y San Carlos de Bariloche.

Fernández y Carreras resaltaron el buen diálogo al tiempo que ratificaron la voluntad de continuar con operaciones en conjunto.

La reunión telefónica se centró, además del conflicto mapuche, en temas de la realidad de la región y coincidieron en la necesidad y real posibilidad de trabajo en conjunto entre la Provincia y la Nación, indicó el parte de prensa.

Envío de fuerzas

Este jueves el presidente le envió a la gobernadora una carta en la que le expresó su "firme decisión de asistir a esa provincia con efectivos de Gendarmería para patrullar la zona en conflicto" con integrantes de la comunidad mapuche.

Asimismo, Fernández le aclaró que es la Ley de Seguridad Interior "la que define que las fuerzas federales y provinciales actuarán en conjunto cuando se encuentren empeñados en el restablecimiento de la seguridad interior", cuyo caso, advirtió, "no es este ni mucho menos".

La decisión de reforzar la seguridad en la provincia surgió tras el incendio ocurrido durante la madrugada del martes en el Club andino Piltriquitrón, en El Bolsón, y con el objetivo de prevenir posibles nuevos conflictos.

Dejá tu comentario