Política

Alberto con Tabaré por apoyo a Frente Amplio, en Uruguay

El presidente electo pasó la jornada, ayer, en Montevideo y mostró sus favoritos para las elecciones del país vecino. Sobre la crisis boliviana, dijo que sería "un orgullo" que Morales viniera a la Argentina.

El presidente electo pasó ayer el día en Montevideo, adonde llegó con tiempo para que lo reciba Tabaré Vázquez, antes del mediodía en la residencia de Suárez y Reyes. Más tarde, lo esperaba para almorzar, el candidato a presidente del Frente Amplio, Daniel Martínez, quien disputará en un balotaje contra Luis Lacalle Pou, del Partido Nacional, quien tendría más chances. Aunque aclaró que no quería interferir en las elecciones de ese país Alberto Fernández, igualmente quiso aclarar que “me veo obligado a llevarme bien con cualquiera que gane” y alentó a continuar las buenas relaciones entre los país.

“Acabo de tener una reunión espléndida con Tabaré, a quien quiero y respeto mucho. Y estoy contento porque me dijo que me va a acompañar en mi asunción el 10 de diciembre”, contó Alberto, al iniciar una conferencia de prensa tras el encuentro. Destacó entonces las gestiones de Tabaré Vázquez y José “Pepe” Mujica y que “Uruguay se ha convertido en un país más competitivo, que ha crecido y que se desarrolló, con más igualdad, en estos tiempos de desigualdades en América Latina”.

“Uruguay es un país que en el 2005 tenía 40 puntos de pobreza y hoy tiene 8 puntos. Son los datos que he leído en la Cepal. Es una prueba de lo que ha hecho el Frente Amplio”, ilustró Alberto.

Al presidente electo le preguntaron si el progresismo en la región está en crisis y dijo que hay una “crisis institucional muy seria en Bolivia” y que tanto Chile como Ecuador están “demandando más progresismo”, pero pidió “preservar siempre la institucionalidad”, aclarando que “cuando la democracia está en crisis, la crisis se resuelve con más democracia y no con menos”.

Sobre la posibilidad de albergar a Evo Morales asilado actualmente en México, cuando ya esté a cargo del gobierno, Alberto aseguró que “será un orgullo recibirlo en la Argentina a él y a Álvaro García Linera”.

“El día que llegue a la Presidencia será un honor recibir a Evo Morales porque sabe que esta es su casa, como es la casa de más de un millón de bolivianos que viven en Argentina, así que estaré encantado de recibirlo”, remarcó.

Después contó que se iba a almorzar con Martínez y fue cuando aclaró que “no quiero que piensen que me entrometo en las elecciones” y que “Daniel es mi amigo y puede ser un gran presidente, pero eso lo van a resolver los uruguayos” y relató que “Argentina y Uruguay están obligados a tener el mejor vínculo”.

El presidente electo además anunció que se irá a Europa, antes de asumir, para reunirse con Emmanuel Macron, y el primer ministro de Italia, Giuseppe Conte. A Montevideo, Alberto fue acompañado por Sergio Massa, Miguel Cuberos y el vocero Juan Pablo Biondi.

En esta oportunidad no viajó el diputado nacional Felipe Solá, que suena como futuro canciller a partir del 10 de diciembre.

El almuerzo con el candidato a presidente del Frente Amplio se realizó en la mítica parrilla uruguaya “El Berretín”.

Tras la comida con Martínez, Alberto habló de la necesidad de “profundizar los vínculos con Uruguay” y sostuvo que con el candidato comparte “ideas y miradas”, mientras que el uruguayo destacó que con el argentino mantiene “una amistad a primera vista que nos ha permitido tener códigos similares, formas de ver el mundo similares, sueños similares”.

“Sumamos esfuerzos para hacer mejor las cosas. Los objetivos estratégicos del Mercosur se mantienen. Buscar potenciar nuestras economías, no para aislarnos del mundo, sino para competir mejor en el mundo”, agregó el candidato a presidente del Frente Amplio.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario