Kicillof: "En el AMBA la enfermedad está en un estado de circulación exponencial"

Política

El gobernador bonaerense anunció junto al presidente Alberto Fernández y su par de Ciudad, una cuarentena más estricta para el área metropolitana. "Sabemos que el esfuerzo que pedimos es agotador", dijo.

El gobernador bonarense, Axel Kicillof, sostuvo este viernes que el coronavirus en el AMBA"está en un estado de circulación exponencial" y que hay que "parar" la enfermedad, al anunciar la cuarentena más estricta para el área metropolitana, en un mensaje grabado en la quinta de Olivos.

"Sabemos que el esfuerzo que vamos a pedir hoy es agotador, pero lo que vamos a hacer a partir de ahora es para evitar angustias mucho mayores y para salvar vidas", señaló el mandatario provincial, junto al presidente Alberto Fernández y el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta.

Tras varias reuniones mantenidas esta semana con el comité de expertos y con el equipo de Provincia, Nación y Ciudad, Kicillof reveló que se llegó a un "diagnóstico idéntico entre la Ciudad y la Provincia" que indica que "el AMBA es una zona única, la enfermedad va y viene y hay que pararla".

El mandatario provincial pidió además a la ciudadanía "parar con las reuniones sociales y las transgresiones que son lo que nos trajo hasta acá", al justificar el endurecimiento de la cuarentena, que se extenderá hasta el 17 de julio. "Como esta es la única medida que hay, por más que aumentemos los controles, depende de cada uno de los nosotros", señaló sobre el respeto al aislamiento social.

Kicillof.mp4

Las nuevas medidas tendrán distinta aplicación en el conurbano y en el interior de la Provincia, de acuerdo a la cercanía con el AMBA y el número de casos de coronavirus confirmados en los últimos días. "Si bien en 70 municipios bonaerenses ya están en fase 5, con barrera sanitaria para que la enfermedad no llegue; en el AMBA la enfermedad está en estado de circulación exponencia", explicó el gobernador.

Kicillof manifestó que el aumento de restricciones a la cuarentena son una necesidad para frenar al virus y destacó las medidas tomadas hasta el momento para evitar contagios y muertes. "Hoy en Argentina hay 50.000 contagios y 1.000 muertos; si hubiéramos sido Brasil o Chile tendríamos más de 10.000 muertos", indicó.

"Escuché por ahí que alguien quería ver más muertos para estar tranquilo que estamos tomando las medidas correctas. Yo miro al revés: cuántas vidas salvamos para saber que vamos en la dirección correcta", dijo y agregó: "La única forma que existe es ésta, si hubiera otra la aplicaríamos".

Además, tomó el ejemplo de lo que pasó en otros países del mundo, en los cuales volvieron atrás tras un relajamiento de aislamiento. "Cuando aumentan los contagios hay que volver para atrás. No es una derrota, es un éxito porque significa que lo que hicimos nos dio el tiempo para que esto llegue cuando estamos mucho mejor preparados".

En tanto, anunció que continuarán abiertos los comercios esenciales de cercanía y que continuarán habilitadas las indusrias esenciales (alimentación, medicamentos, equipamiento médico, etc.), las que operen dentro de parques industriales o zonas industriales planificadas, las de proceso continuo y las vinculadas a la exportación. En todos los casos, su funcionamiento se realizará con transporte propio y estrictos protocolos sanitarios.

Por útimo, agradeció a los bonaerenses y a los 135 intendentes "que han puesto la cara y han compañado las medidas". "Este año va a ser recordado con tristeza por las pérdidas, por los problemas económicos, por el aislamiento y por no poder hacer lo que uno tenía pensado, pero también como un año en el que coletivamente todos unidos priorizamos la salud de los argentinos. Cuando todo pase y miremos atrás, vamos a estar orgullosos de lo que hicimos", cerró.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario