AMIA: Kirchner decreta duelo nacional por 12° aniversario

Política

El gobierno dispuso que el martes 18 de julio será una jornada de duelo nacional; ese día se cumplirá un nuevo aniversario del atentado contra la sede de la AMIA, el peor ataque terrorista contra la Argentina y en el que murieron 86 personas, judíos y gentiles, ancianos y niños.

Este año, la consigna con la que los familiares y amigos de las víctimas convocan a las puertas de Pasteur 633 es «Justicia culpable hasta que demuestre lo contrario». una obvia muestra de lo que piensa la mayoría de la comunidad judía respecto del fallo absolutorio de la denominada «conexión local» pero sobre todo por la falta total de resultados en la investigación del gravísimo hecho. En la actualidad no hay ni sospechados, ni acusados, ni procesados, ya sea por la planificación del atentado, su concreción o por haber brindado el indispensable apoyo local para llevarlo a cabo.

Seguramente es ésta la causa por la cual el gobierno decidió dar al menos una señal de buenas intenciones; está claro que ni el Presidente ni su esposa concurrirán al acto, tal como hicieran en los tres años anteriores, porque estarán de viaje en Paraguay. Lo reemplazará en la representación el vicepresidente Daniel Scioli. De todos modos, seguramente seránmuchos los funcionarios, políticos y legisladores que se harán ver frente al palco al que sólo accederán los oradores y los familiares.

Luis Grynwald, presidentede la AMIA, será uno de esos oradores; Luis Czyczewski, padre de Paola, una de las víctimas fallecidas en esa fatídica mañana del invierno de 1994, será quien cierre el acto. Entre ellos, como todos los años, habrá un tercer orador «externo» (suele ser un periodista), que aún no está definido.

  • Agradecimiento

    Ayer, tres miembros de la agrupación Familiares y Amigos de las Víctimas del Atentado contra la AMIA concurrieron al despacho del jefe de Gobierno porteño, Jorge Telerman. Explicó a este diario Sergio Burstein, a quien acompañaron Olga Degtiar -madre de Cristian Degtiar, de 19 años, uno de los muertos de ese día- y Daniel Kumarowsky, que «la visita tiene por objeto agradecer a Jorge todo lo que viene haciendo por la difusión de este hecho desde que era vicejefe, y además tratar de que haga algo más dentro de lo que sea posible desde su lugar actual». El familiar agregó que aún no estaban definidos ni el conductor del acto ni el tercer orador.

    La noche anterior, como ya es tradicional, se hará el denominado Acto de la Juventud, tras el cual los chicos integrantes de las «tnuót» (círculos juveniles judíos) pernoctarán frente al reconstruido edificio de la calle Pasteur.

  • Tradición

    Esto remite necesariamentea la tradición del «Tikun» (reparación), según la cual grupos de rabinos y feligreses pasan una noche por año estudiando la Torá (las sagradas escrituras) para «reparar el mundo». En este caso, los chicos seguramente buscan reparar el daño casi irreparable que causó la bomba del 18 de julio en el tejido de la comunidad judía, pero también en una sociedad que parece cada vez más convencida de que el atentado «fue algo que les pasó a los judíos». En el acto los jóvenes colgarán carteles con «Los Diez MandaMienten», frases dichas por otros tantos funcionarios en estos doce años que -según la convocatoria- «hicieron todo lo posible para que nunca se descubra la verdad».

    Curiosamente, y al revés de lo que parece suceder en la Argentina (los actos del 18 de julio tienen cada vez menos concurrentes), las entidades judías del resto del mundo acrecientan su preocupación por la obvia denegación de Justicia que representa el estado actual de la causa. Por eso, el Congreso Judío Mundial (CJM) se reunirá por primera vez en la Argentina (y en América latina) para demostrar su solidaridad a la comunidad local «y para decirles a las autoridades nacionales que el pueblo judío, en el mundo, no olvida, no va a olvidar y está pendiente de la resolución de Justicia», según informa la agencia «AJN».

  • Objetivo

    La delegación estará encabezada por el magnate Edgar Bronfman, el rabino Israel Singer y Jack Terpins.

    Así lo manifestó Claudio Avruj, director ejecutivo de la DAIA, a la agencia «AJN». Los tres altos dirigentes visitarán a Kirchner el día 17; seguramente allí Singer -que estuvo con el Presidente un año atrás- le recordará su promesa de que «se iba a llegar a la verdad». Hasta ahora, sólo una promesa...
  • Dejá tu comentario