29 de diciembre 2011 - 13:24

Antes de viajar a Santa Cruz, Cristina se reunió con Boudou y De Vido en Olivos

Cristina de Kirchner
Cristina de Kirchner
Antes de viajar a Santa Cruz para recibir el Año Nuevo, la presidente Cristina de Kirchner recibió durante la mañana en la residencia de Olivos a los ministros de Defensa, Arturo Puricelli; y de Planificación, Julio De Vido; al vicepresidente Amado Boudou, y al titular de la ANSES, Diego Bossio.

En primer término se reunió con Puricelli, luego con el ministro de Planificación y desde las 12 se encuentra reunida con Boudou, quien asumirá el Poder Ejecutivo desde el 4 de enero, cuando la mandataria se someta a una operación para quitarle el tumor en la tiroides. 

Tras dialogar con Boudou, la Presidente también se reunirá con el titular de la ANSeS. Por la tarde, partirá rumbo a la patagonia.

Al término de la actividad oficial, la residencia familiar de El Calafate será el lugar elegido por Cristina para realizar su reposo posoperatorio, en el cual podría pasar algunos días aislada por la medicación. En total, serán 20 días de recuperación, hasta el 24 de enero próximo, por lo que la mandataria se trasladaría luego de la operación a descansar a la quinta patagónica "Los Sauces", considerada por ella su "lugar en el mundo".

En el último año, la Presidente regresó varias veces a Santa Cruz, pero en muchas de ellas optó por quedarse en Río Gallegos y visitar la bóveda del cementerio municipal donde descansan los restos del expresidente.

La mandataria eligió también a la capital santacruceña -donde el matrimonio había adquirido y remodelado hacía poco una casa- para pasar las fiestas de Navidad y Año Nuevo tanto de 2010 como ahora, sobre el cierre de 2011.

Incluso, la Presidente había esperado varios meses para regresar al lugar donde compartió con su esposo las últimas horas de su vida y luego, el velorio íntimo, antes de que sus restos fueran trasladados a Buenos Aires para la multitudinaria despedida en la Casa de Gobierno.

Mientras tanto, el director del instituto de oncología Ángel Roffo, Ricardo Kirchuk, indicó ayer a radio El Mundo que el cáncer de Cristina "es el menos malo de los cánceres porque no suele dar metástasis" y señaló que el cirujano que la operará, Pedro Saco, "es excelente".

"El médico que la va a operar lo conozco y es excelente. Está en buenas manos. No tengo dudas de que va a ser bien operada", indicó Kirchuk.

El especialista explicó que tras la intervención quirúrgica posiblemente deba ser medicada con yodo radioactivo para eliminar cualquier tejido tiroideo remanente, por lo que deberá permanecer "un poquito aislada, sin acercarse a nadie, unas 72 horas a lo sumo".

"Después de la operación va a tener una vida absolutamente normal", concluyó.

Esa experiencia de aislamiento atravesó el exfutbolista Alberto Acosta, quien tuvo la misma afección que la jefa de Estado.

"Para mí fue duro porque nunca había entrado a un quirófano pero fue una operación rápida. Lo más duro es cuando te dan el yodo radioactivo al mes de la intervención por si quedó alguna célula viva. Tenés que estar aislado una semana, más que nada por los chicos. Es lo más difícil porque estás sólo", dijo el exjugador de San Lorenzo y Boca, entre otros equipos.

Dejá tu comentario

Te puede interesar