Apuntes de Neustadt

Política

«La mayor miseria de las miserias es que los miserables no se den cuenta de ella. ¡Tan natural les parece!»

Jacinto Benavente

Yo ya sé por quién no voy a votar... lo que no sé es por quién votar. (Típico dilema de clase media.)

El 2 de abril de 1967, hace 40 años, escribí: «Empleado bancario, de comercio, abogado, médico, maestro, militar, arquitecto, ingeniero, juez, gerente: es clase media, 'la suerte de la Argentina'. Las travesuras económicas la mataron. Ocho millones, llenos de culpas, híbridos a ratos, siempre ausente del compromiso, más manejada que manejando, pero cuya vitalidad nadie puede discutir, cuyo aporte a las pautas culturales es sobresaliente, y que es, además, la personalidad misma de Argentina. Ora espectacularmente omnipotente, y un rato más tarde, reprimida, medrosa y supuestamente vencida». (Revista «Extra».)

¿Cómo hacer para que usted vote de acuerdo con sus principios? ¿Cómo educarlos en democracia, si no hay? Para el poder somos una res pública. Ganado. Rebaño.

Demolido, salgo de una cena con jóvenes de 19 a 23 años que estudian en San Andrés, Newman, Di Tella y en la Universidad Católica; no tienen la menor idea de por qué y por quién votan el domingo. Famélicos, sin conocimiento cívico. Algunos no saben qué hizo Alberdi y otros ignoran antecedentes del presidente Rivadavia. Sarmiento es un apellido que puede ser reemplazado por Tinelli. El matrimonio le hizo un regalo de 2 millones de pesos por una foto.

Las mentiras del poder les suenan a verdades. Sociales de alma. No tienen la menor idea de cómo funciona el capitalismo. Las preguntas me muerden a mí al escuchar las respuestas. Eso sí, conocen la última tecnología. Salgo, miro el cielo y rezo. El domingo votarán. ¿Aceptarán el mensaje tiernizado? Vote sin pensar.

¿Y doña Rosa? 50% sabe que la roban, que la engañan y que mienten no sólo en los precios del vivir diario. La pareja maneja una estancia como hacían en Santa Cruz. Las otras doñas Rosas creen, de verdad, que «el pobre presidente» se ocupa del precio de la papa -mientras nos hace puré-, del tomate, del zapallo -¡que zapallo!.

Vengo recorriendo el país, buscando una explicación: ¿por qué Dios se desafilió? Lo entiendo: nos dio tanta riqueza que transformamos en pobreza: nos condenó por ignorantes. Crimen de lesa humanidad.


BIBLIOGRAFIA

1. Un ministro de la Nación me manda un mail pidiéndome que no le envíe más mis comentarios. Tiene razón, la realidad enferma.

2. Mauricio puede tener su primer Waterloo en la Capital si Filmus le gana a Melconian. Llegan malas noticias para el PRO. Se portó mal con López Murphy, Sobisch, Burzaco y Blumberg. El cielo mira. Buscan al maestro de Borocotó.

3. Los policías crucificados, también eran jóvenes idealistas. Cuidaban a sus vecinos: a Arslanian, Solá, incluidos K y señora. Aunque ella tenga alergia a los uniformes. Soñaban con un país mejor y recibieron 30 balazos y 56 estiletazos. No importa quién empuñó el arma. Conozco al instigador intelectual, con nombre y apellido. Tampoco Galtieri mató a nadie con sus manos, pero mandó a nuestros hijos a las Malvinas. Videla no mató a nadie, pero era jefe de Estado. Isabel Perón, Luder y Cafiero no mataron a nadie pero ordenaron aniquilar. Ya que les gusta el pasado, yo los ayudo.

4. ¿Quién creó el clima? Hace 4 años que desde el poder explican que la Policía fue el brazo armado del terrorismo de Estado. Le quitan autoridad. Los desarman. El delincuente tiene más derechos humanos que el policía. Condenaron a jóvenes militares con el cuento de «la herencia recibida». La SIDE cuida de ella. Rubios y en camisa. Duda: ¿si matan a un policía por día, es menos penoso que si matan a tres juntos? El señor Kirchner no fue a un velatorio, ni a un entierro. «Morir en acto de servicio», ¿es una obligación policial?

5. El tórrido señor K le grita a Solá: «No quiero más perejiles». ¿Porque está caro? Para él, somos perejiles: no sabemos dónde están los 1.800 millones de dólares que sacó de Santa Cruz o en qué gastó 50.000 millones de pesos sin rendir cuentas.

6. Conocí en Mar Chiquita la oligarquía con callos en la mano.

7. Recordé Europa: 53 millones de muertos. Cuarenta años después, Mercado Común Europeo, moneda única.

8. La señora hizo kirchnerista a Nalbaldian; filmó un spot para ella. La mitad de los rugbiers no querían ir a la Casa de Gobierno. Pichot y otros sí. Ojalá que el Presidente copie a Los Pumas y no que Los Pumas copien al Presidente.

9. La juventud que fue a escuchar a Soda Stereo vio a Kirchner en la pantalla; lo silbaron a morir.

DE ASOMBRO En Uruguay y, por supuesto, en Punta del Este, empezó a jugar la izquierda «en serio». Impuestos aumentados y si usted alquila su casa, abona 20% al Estado. Hablé con Jorge Batlle y me mandó calentito un discurso que acababa de pronunciar: «Siempre llamé las cosas por su nombre y me costó mucho. pero no cambié. Uruguay, bajo este gobierno, construye un sistema donde el Estado reemplaza a las personas. Practicando el socialismo marxista, en documentos públicos anunciaron lo que se proponían: reforma agraria, socialización de las grandes fábricas, de comercios mayoristas, estatización del comercio exterior, del ahorro y del crédito, y expropiación de grandes viviendas y mansiones de lujo. También, sin retribución, de industrias, comercios y bancos. La consigna: el cielo por asalto. Hoy quieren aplicar las mismas ideas que hace 50 años. Pero la Constitución y la ley le molestaron al gobierno. Designaron fiscal de Corte sin venia del Senado. El Estado es eximido de ser controlado por el tribunal. No hay libertad de prensa. El encargado de publicidad de Antel no les dará avisos a los que no opinen como la empresa. Y el derecho de huelga desaparece, el derecho de propiedad se debilita a extremos que de hecho se pierde. A un señor que fabrica cierres metálicos para ropa lo pasan de sector textil a metalúrgico y la fábrica termina cerrada. Se viola la libertad de enseñanza y la verdad histórica. Se les cuenta a los niños que la guerrilla nació después de la dictadura, cuando fue al revés: la guerrilla le abrió camino a la dictadura. Muchos profesores invierten la historia.»

«El suicidio es un robo al género humano.» J.J. Rousseau.

Dejá tu comentario