Arrancó pelea por cargo sensible para la Capital que define Cambiemos

Política

Ya comenzó, en la Legislatura porteña, el proceso para la designación de un staff sensible y clave para el Gobierno porteño, que representa la media docena de integrantes de la Defensoría del Pueblo, actualmente a cargo de Alejandro Amor, cuyo mandato vence a fin de año. Las designaciones de este estilo suele estar acompañadas de acuerdos variados, pero este año solamente está en juego el cargo del Defensor y cinco adjuntos, es decir, no hay otros organismos de control con los cuales, eventualmente, se arme un paquete que pueda conformar a los bloques.

Desde el pasado 2 de octubre está abierta la anotación de candidatos en la Junta de Ética de la Legislatura, que cerrará el próximo 16, pero el oficialismo -bancada Vamos Juntos- que cuenta con mayoría propia en el recinto, definirá su posición "en las próximas 48 horas", según anticiparon desde la Legislatura a este diario. Es que, el radicalismo que integra Cambiemos en la Capital pero no el bloque en la Legislatura (es la bancada Evolución que se referencia con Martín Lousteau) tendría intenciones de presentar un candidato. Para mortificación de la oposición, el Defensor se elige con 40 votos, dos terceras partes del recinto, un número que Vamos Juntos podría alcanzar si suma a los radicales de Lousteau.

Sin embargo, por estas horas, el oficialismo está preocupado por otras leyes y quizá por eso demora las conversaciones por la Defensoría. Una es el Código electoral donde aún no encuentra consenso para el artículo que dejaría librado a la decisión del jefe de Gobierno el calendario de votación y la posibilidad de unificar las elecciones locales con las nacionales, algo actualmente prohibido hoy por las normas porteñas.

Amor podría presentarse para repetir el mandato que se extiende por 5 años, teniendo en cuenta que su gestión es reconocida, inclusive en un sector de Cambiemos en la Ciudad de Buenos Aires.

En principio, el Bloque Peronista que conduce María Rosa Muiños avalará esa renovación y también la del defensor adjunto Gabriel Fuks, quien asumió el año pasado en reemplazo del exlegislador Claudio Pressman quien dejó el puesto para asumir en el INADI.

El proceso continuará, una vez terminada la inscripción de candidatos, con la apertura del Registro de impugnaciones, que estará abierto en la Legislatura a partir del 29 de octubre hasta el 2 de noviembre próximos. Después de ese trámite, la Junta de Ética analiza cada caso, para finalmente convocar a una audiencia pública, que ya está prevista para el próximo 21 de noviembre.

Además de Amor y Fuks, terminan sus mandatos María América González, José Palmiotti, Oscar Zago y Arturo Pozzali, quienes ingresaron durante la gestión de Mauricio Macri como jefe de Gobierno porteño.

Así, la elección de los nuevos defensores ingresará al combo de fin de año que incluye la sanción del Presupuesto 2019 y las correspondientes leyes Tarifaria y Fiscal.

Dejá tu comentario