Avance: hoy el mediador con Tabaré

Política

La Argentina y Uruguay comenzaron a negociar ayer los términos sobre cómo operará la pastera de Botnia en su localización actual de Fray Bentos, bajo condiciones de mayores garantías sobre la no contaminación y el respeto del Estatuto del río Uruguay. La Argentina podría llegar a retirar la causa de fondo en el Tribunal de La Haya en el caso de que se llegue a un acuerdo definitivo a través de las gestiones del enviado del rey de España. Lo que no hará la Argentina es implementar el poder de policía directa sobre los manifestantes de Gualeguaychú, pese a que en teoría éstos no estarán de acuerdo con las negociaciones entre los dos países que hablan de la permanencia de Botnia en Fray Bentos. Lo que quieren los entrerrianos es que directamente la planta se vaya de la región.

Difícil imaginar que Uruguay acepte esta posición argentina. Con este marco, comenzó ayer la tercera rueda de negociaciones del enviado del rey Juan Carlos de España, Antonio Yáñez Barnuevo, quien entre las 12.40 y las 16.15 de ayer, se reunió con el ministro de Relaciones Exteriores, Jorge Taiana, en el piso 13 de la Cancillería, donde el argentino tiene su despacho. Si bien las partes acordaron mantener en reserva lo hablado ayer, hay dos indicios que muestran los avances en la gestión del visitante: mañana estará de vuelta en Buenos Aires, lo que presume que hay un ida y vuelta en las negociaciones (algo que no existía hasta ahora), y hoy Yáñez Barnuevo será recibido en la capital uruguaya por Tabaré Vázquez, que hasta ahora rehuía este tipo de encuentros, al no tener mucha confianza en el éxito de la gestión del monarca.

Yáñez Barnuevo, agasajado con lomo y Malbec, expuso ayer su propuesta primaria para avanzar en una solución del conflicto, y que se basa en la construcción de un ducto que desembocaría a unos 30 kilómetros al sur de Fray Bentos, el levantamiento de una isla con vegetación que taparía la planta más un tratamiento especial para que los malos olores no lleguen hasta el balneario de Ñandubaysal. Todo esto, sumado al compromiso de Botnia de respetar los estándares de la Unión Europea (UE) en cuanto a la calidad ambiental.

En general, no hubo ayer rechazos generales de Taiana ante la propuesta. El español dijo haber detectado buena predisposición negociadora por parte del canciller argentino, lo que lo llevó a acelerar los tiempos y programar otro encuentro en Buenos Aires con Taiana para mañana a la misma hora; una vez que lleve la idea hoy a Montevideo (el español voló anoche a la capital uruguaya), donde se encontrará con el ministro de Relaciones Exteriores, Reinaldo Gargano para buscar definiciones por parte del país vecino.

  • Marco

    Más allá de la discusión de la propuesta que trajo al Río de la Plata Yáñez Barnuevo, y que provienen de reuniones que mantuvieron el diplomático, y el canciller español Miguel Angel Moratinos por su parte con las autoridades de Finlandia y de la empresa Botnia, la Argentina aclaró el marco sobre el cual deberían encuadrarse las negociaciones para que éstas terminen en buen puerto. Serían las siguientes:

  • Si bien la hipótesis de máxima que maneja la Argentina es la relocalización de Botnia, lo concreto es que se discute sobre cómo operará la pasteraen su ubicación actual de Fray Bentos.

  • Esta deberá tener garantías técnicas explícitas y concretas, más allá del respeto a las condiciones de la UE, sobre la no contaminación ambiental del río Uruguay y el respeto futuro al medio ecológico de la zona.

  • La Argentina aclara que oficialmente no está a favor de los cortes y que éstos deberían estar ya terminados, pero reafirma que el gobierno no está dispuesto a reprimir a los manifestantes en ninguna circunstancia. La hipótesis sobre la que ya trabaja el Ejecutivo local, junto con el entrerriano, es que el puente de Gualeguaychú esté varios años cortado, hasta que las protestas caigan por su propio peso específico. Obviamente, esta posición no sería del agrado de Montevideo, pero desde Buenos Aires se piensa que así como se negocia la permanencia de Botnia en Fray Bentos (pese a la violación del Tratado del Río Uruguay), desde la otra orilla se debería atender a la realidad que le generan al gobierno argentino las manifestaciones de Fray Bentos.

  • La Argentina estaría dispuesta, como último acto luego de haberse puesto de acuerdo las partes en todos los otros capítulos de las negociaciones, a retirar del Tribunal Internacional de Justicia de La Haya la causa de fondo sobre la contaminaciónde Botnia y la violacióndel Estatuto del río Uruguay. Sería el corolario de las negociaciones y no el principio, o sea, la última carta para exponer.

    Sobre el encuentro de hoy, que Yáñez Barnuevo tendrá con el presidente uruguayo, que no estaba en la agenda oficial ni del gobierno del país vecino ni en la del visitante, se dijo desde Montevideo que «obedece al interés de Vázquez de procesar directa y personalmente las decisiones que se adopten en torno a un tema de tanta relevancia para el país». La reunión está prevista para hoy a las 17 en la residencia presidencial de Suárez y contará asimismo con la participación del canciller, Reinaldo Gargano; el secretario de la Presidencia, Gonzalo Fernández; y el secretario general de la Cancillería, José Luis Cancela. Cuando ésta termine, Yáñez volará nuevamente a Buenos Aires para reunirse mañana nuevamente con Taiana y luego con el jefe de Gabinete, Alberto Fernández. Será luego de este encuentro, cuando se podrá determinar qué tan lejos se está de un acuerdo más o menos definitivo sobre el conflicto. Lo cierto, es que el mismo debería incluir la permanencia de Botnia en Fray Bentos y la consecuente permanencia de los cortes en Gualeguaychú.
  • Dejá tu comentario