Baseotto seguía recibiendo fondos

Política

El uso discrecional de las partidas reservadas ha sido blanco de críticas en todos los gobiernos. Y éste parece no escapar al mismo destino. La suma de tres mil pesos mensuales se giró mes a mes desde la Gendarmería a las oficinas del obispado castrense durante 2006 y 2007. Aun en los meses que duró la trifulca desatada por Néstor Kirchner contra monseñor Antonio Baseotto por el contenido de la misiva que éste había dirigido al ministro de Salud, Ginés González García. ¿Es posible que el ministro de Interior, Aníbal Fernández, desconociera que un enviado del comandante general Héctor Schenone, titular de la Gendarmería, cumplía todos los meses con el trámite en el despacho del vicariato castrense? La rutina de la entrega: siempre lo recibía la misma persona, un suboficial principal del Ejército que cumple funciones de secretario, hace fácilmente detectable la maniobra a cualquier auditoría. Ni que hablar del documento confeccionado para legitimar la salida de fondos.

Un «recibo» escrito a máquina cuyo texto refiere: «Recibí de la Gendarmería Nacional Argentina la suma de PESOS TRES MIL ($ 3.000) en concepto de gastos funcionales para ser usado por la capellaníacastrense. Recibe el importeel Suboficial Principal Alí del Ejército Argentino en nombre de monseñor Antonio Baseotto y monseñor Pedro Candia. Son: $ 3.000. Buenos Aires, marzo de 2007.

Dejá tu comentario