Las claves del proyecto de Boleta única consensuado por la oposición y cómo será el diseño

Política

El proyecto propone condensar toda la oferta electoral para cargos nacionales en una única planilla de papel, la cual se divide en filas horizontales para cada una de las agrupaciones políticas que compiten. Por cada tramo y por cada alianza electoral habrá un casillero vacío.

La oposición en la Cámara de Diputados logró este martes firmar dictamen de mayoría para el proyecto que habilita el uso de la Boleta única de papel en las próximas elecciones nacionales. El oficialismo, que defiende la continuidad de la boleta tradicional partidaria, consiguió 57 firmas para el dictamen de rechazo, una menos que la propuesta opositora.

Cuáles son los puntos principales del proyecto

  • El proyecto propone condensar toda la oferta electoral para cargos nacionales en una única planilla de papel, la cual se divide en filas horizontales para cada una de las agrupaciones políticas que compiten. Por cada tramo y por cada alianza electoral habrá un casillero vacío.
  • El elector deberá seleccionar solamente una opción por cada categoría: si marca dos o más casilleros el voto se considerará nulo. En tanto, si no marca ningún casillero se considerará voto en blanco en esa categoría específica.
  • Si una agrupación política no presenta candidatos en alguna de las categorías se incluirá en ese espacio la inscripción "No presenta candidatos".
  • La Boleta única de papel tendrá impresos los nombres de los primeros cinco candidatos de la lista de diputados nacionales, y que además incluirá fotografías a color de los primeros dos candidatos (de acuerdo a la ley de paridad de género serán un hombre y una mujer, o viceversa).
  • El mismo criterio se propone para el tramo de candidatos a representantes del Parlasur.
  • En la categoría de senadores nacionales, aparecen con foto los dos candidatos titulares, al igual que el candidato a presidente y vicepresidente.
paso.jpg
  • Las listas completas de candidatos deben ser publicadas en afiches o carteles en cada cabina de votación, asegurándose que tengan una adecuada visibilidad.
  • Solo se computará como voto en blanco cuando el votante deje vacía alguna categoría. Esto da respuesta la preocupación de quienes advertían que un casillero para el voto en blanco podría traer confusión en el votante, que llegado el caso podría marcar el voto para el partido político de su preferencia en algunas categorías y al mismo tiempo marcar el voto en blanco en general, lo cual traería aparejado la anulación de todo el voto.
  • Con respecto al orden de ubicación de las listas de las coaliciones electorales, eso se resolverá por sorteo para las elecciones primarias.
  • Para las elecciones generales la Boleta única presentará a las diferentes listas conforme al orden que quedó establecido por el resultado de las PASO.
  • Cuando haya simultaneidad de fecha con los comicios provinciales (que en la mayoría de las jurisdicciones sigue utilizando la boleta tradicional partidaria) se definió que las provincias tendrán las dos opciones abiertas: boleta tradicional o Boleta única de papel. Eso sí: si implementan la boleta única para las categorías provinciales, deberá ser una boleta separada de la boleta única de papel nacional.
  • La Boleta única se imprimirá con una antelación no menor a los 15 días, en una cantidad igual al padrón de electores sumado a un 5% adicional para reponer en caso de alguna contingencia.

Dejá tu comentario