Buenos Aires: radicales impugnan una doble elección

Política

La UCR bonaerense cuestionó la elección interna donde se eligen simultáneamente cargos públicos y de partido en una misma boleta electoral. Hay que entender que en un caso la elección es abierta a cualquier ciudadano que quiera participar; en tanto que en el de cargos partidarios está reservada sólo al padrón de afiliados. Ergo, el 31 de julio, los radicales bonaerenses deberán votar con dos padrones y dos urnas. Ya el juez federal con competencia electoral Manuel Blanco había rechazado por abstracta esta cuestión -ya que no se había producido el conflicto-, pero ahora la ha reiterado un sector interno radical de La Plata.

La cuestión se torna más ríspida aún si se tienen en cuenta las denuncias de fraude que se produjeron la vez que se enfrentaron Leopoldo Moreau y Rodolfo Terragno por la candidatura presidencial. Hay quienes creen advertir nubes de la misma tormenta en el horizonte, particularmente en las dos secciones electorales del populoso Gran Buenos Aires, Primera y Tercera. Incluso se mencionan algunos distritos donde se producirían los fraudes. Algo que en el interior de la provincia aseguran que no pasará.

Opositores a la conducción provincial que encabeza Margarita Stolbizer, el Grupo Instituto de la Octava Sección Electoral, impugnó ante la Junta Electoral de la UCR que en una misma boleta se incluyan simultáneamente candidatos a cargos electivos públicos y candidatos partidarios. Este grupo, que lleva como diputado a Sergio Panella y como concejal a Oscar Herrera, cuestiona que en una misma boleta se incluyan ambas categorías «que podrían confundir al electorado», sumándose en una misma mesa la elección de cargos partidarios y cargos electivos.

• Fundamento

La cuestión planteada por el Grupo Instituto es que la Junta Electoral de la UCR habilitó para que en la misma boleta aparezcan los candidatos a cargos partidarios y también los electivos. «Este tipo de boletas es para que voten los afiliados, mientras que los ciudadanos independientes lo deben hacer sólo con la de legisladores provinciales y concejales», reclamó con razón este sector interno.

Los apoderados,
Luis Palacios y Pablo Aguirre, fundamentaron su impugnación señalando que hay «dos perjuicios: el primero, la unión de boletas de naturaleza diferente por los cargos que se eligen», y el segundo, « pretender por vía de un acto interno de la Junta Electoral del partido unificar aquello que la ley quiere separar, al menos en el imaginario del electorado». Que, afirman, apunta a la «selección de candidatos, por un lado con la participación libre de la ciudadanía, aventando cualquier sospecha sobre la legitimidad de las candidaturas así disputadas, y por el otro la vida interna de los partidos políticos».

Dejá tu comentario