28 de junio 2016 - 21:42

Bullrich dijo que Pérez Corradi está condenado a perpetua, pero ni si quiera fue indagado

Bullrich dijo que Pérez Corradi está condenado a perpetua, pero ni si quiera fue indagado
La ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, cometió otro exabrupto. Dijo que Ibar Estaban Pérez Corradi ya fue condenado a prisión perpetua en una causa judicial por la que todavía ni siquiera pudo ser interrogado.

Actualmente el exprófugo detenido en la Triple Frontera es investigado en múltiples causas. En la Justicia federal tiene tres en marcha: María Romilda Servini de Cubría lo tiene imputado por tráfico de efedrina y como presunto autor intelectual del triple crimen; Sebastián Casanello lo acusó por presunto encubrimiento de lavado vinculado a la "mafia de los medicamentos", y Rafael Caputo lo señaló por traficar efedrina desde India y China, camuflada en pólvora y proteína de suero. En Paraguay lo denunciaron por falsificación de documentos y los Estados Unidos reclaman la extradición solicitado por enviar a ese país de oxicodona, un derivado de la heroína.

A pesar de tener comprometidas imputaciones en varios países, el exempleado del Banco Nación todavía no recibió condenas judiciales. Sin embargo, para Bullrich ya existe un veredicto. "Pérez Corradi tiene perpetua, con lo cual si quiere pasar su vida preso, la condena ya la tiene. Si quiere colaborar con las Justicia y decir quiénes son los que estaban arriba de él, que permitieron la entrada de la efedrina a la Argentina, tendrá esa posibilidad", dijo la diputada nacional en uso de licencia, tras anunciar la incautación de 5 toneladas de marihuana.

Bullrich incluyó sin motivos aparentes a Pérez Corradi en la sentencia de diciembre de 2012 del Tribunal Oral en lo Criminal N° 2 de Mercedes, que condenó a perpetua a los hermanos Martín y Cristian Lanatta y Víctor y Marcelo Schillaci como partícipes necesarios del triple crimen de General Rodríguez. Pero el financista ni si quiera fue indagado por esa causa, ya que el 20 de marzo de ese año se fugó de la Justicia hasta que fue atrapado semanas atrás en Brasil y expulsado al Paraguay con una identidad falsa.

Fue el fiscal bonaerense Juan Ignacio Bidonde quien solicitó en 22 de marzo de 2012 la captura internacional por considerar que podría ser el autor intelectual de las de las ejecuciones de Sebastián Forza, Damián Ferrón y Leopoldo Bina. En la ficha de Interpol se explicaban los cargos: "Privación ilegítima de la libertad, agravada por su comisión mediante violencia y amenazas en concurso real con homicidio agravado por su comisión con ensañamiento, alevosía y con el concurso premeditado de más de dos personas - tres hechos, todos relacionados entre sí. Encubrimiento y lavado de dinero".

Tras la triple fuga de los Lanatta y Víctor Schillaci en diciembre pasado, la segunda parte de la investigación por el triple crimen pasó de la Justicia provincial a la Federal, bajo la órbita de Servini de Cubría. Ese fue uno de pedidos de Pérez Corradi y la "garantía" que negoció con el Gobierno nacional para entregarse.

La causa se mudó a Comodoro Py porque Servini tiene a cargo otro expediente con conexidad, donde ya quedó demostrado que entre 2004 y 2008 se importaron 47.625 kilos de efedrina, de los cuales casi 41.000 kilos finalizaron en manos de condenados y procesados por maniobras de narcotráfico. Una de esas "maniobras" habría sido la justificación de las tres muertes.

La hipótesis que deslizó el fiscal Bidonde antes de enviar la causa a Capital Federal es que Forza, Ferrón y Bina trataron de inmiscuirse en el negocio de venderle efedrina a narcos mexicanos e intentaron desplazar a quienes supuestamente era los proveedores habituales: el rey de la efedrina, Marino Segovia, y Pérez Corradi. En esa línea, Bidone estima que Pérez Corradi podría haber convocado a los Lanatta y a Schillaci para que maten a Forza, Ferrón y Bina.

Por el tráfico de efedrina, la jueza ya tiene procesados al ex titular de la Sedronar, José "Pochi" Granero, los hermanos Miguel Ángel y Máximo Zacarías, y tres funcionarios del área de control del organismo. A todos se los acusó "haber introducido al país material para la producción de estupefacientes, realizando una correcta presentación ante la aduana y alterando posteriormente su uso".

En el Gobierno nacional presionan para que Pérez Corradi se declare "arrepentido" y acuse a otros exfuncionarios kirchneristas de homicidio y narcotráfico. Particularmente a Aníbal Fernández. Los Lanatta y Schillachi no pueden hacerlo porque ya fueron condenados y deberán cumplir la reclusión perpetua. A Pérez Corradi todavía le queda una llave para seguir en libertad.

Dejá tu comentario

Te puede interesar