Bullrich sobre el G20: "El dispositivo de seguridad es potente y adecuado"

Política

La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, brindó detalles del operativo de seguridad por la cumbre del G20 del 30 y 1 de diciembre al que calificó como "potente, fuerte y adecuado". Al mismo tiempo, adelantó que "el que se pase de la raya deberá atenerse a las consecuencias".

En una conferencia de prensa que brindó junto al ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, y el coordinador de la Unidad Técnica G20, Hernán Lombardi, en el Centro Cultural Kirchner (CCK) Bullrich sostuvo que el Gobierno busca que "todos aquellos que quieran manifestarse en contra lo hagan en un marco de paz" y que envió cartas a la confluencia Fuera G20 y el al premio Nobel de la Paz, Adolfo Pérez Esquivel para solicitar que las manifestaciones sean "en paz y sin violencia". En este marco, cuestionó a quienes cometan actos de violencia durante ese fin de semana.



Consultada sobre un posible vínculo entre las amenazas de bomba en distintos puntos de la Ciudad en las últimas horas y G20, Bullrich respondió que no cree "que en Argentina haya hechos aislados en materia de violencia". "El que se pasa de la raya está fuera de cualquier lógica de acuerdo con nuestra democracia, y nosotros así vamos a actuar", dijo.

En la misma línea, señaló que durante los días que dure el cónclave de líderes mundiales "se pondrá especial atención a las amenazas que se reciben a través de los canales oficiales" como el 911 y ratificó: "El que se pase de la raya deberá atenerse a las consecuencias".

Al cierre de este artículo, una nueva amenaza de bomba era desactivada en el anexo del Senado, mientras a primera hora del martes se reportaba un hecho similar en el edificio del Banco Galicia ubicado en el Bajo porteño y una bolsa con granadas era hallada debajo de una formación del tren San Martín.

Asimismo, la semana pasada se evacuó el aeropuerto Jorge Newbery por la presencia de un objeto sospechoso. Que resultó ser un juego de sábanas. Algo similar ocurrió el sábado en la puerta del shopping Alto Palermo, donde hicieron detonar una cartera que había sido olvidada allí y finalmente contenía pollo.

Ante estos episodios, la ministra negó una posible autocrítica sobre el operativo de seguridad. "Siempre hay que ser preventivo. Si una persona llama al 911 y dice que hay un paquete sospechoso mal estaría que no actuemos", señaló. Al mismo tiempo, sostuvo que "suele suceder que estos días más gente llama para hacer amenazas".

Sobre posibles deportaciones o revocación de acreditaciones a la Cumbre, sostuvo que Argentina cumplirá con el protocolo para deportar a todos aquellos extranjeros que tengan una causa judicial en su país de origen.

Más de veinte mil efectivos participarán de la seguridad de la Cumbre de Líderes. Durante esos días el servicio de trenes, subtes, colectivos y combis se verá afectado en diferente medida en la Ciudad de Buenos Aires. Los ferrocarriles no funcionarán el viernes 30 ni sábado 1, mientras que las estaciones cabeceras de Retiro, Once y Constitución permanecerán cerradas, lo mismo que el Puerto de Buenos Aires.

Dejá tu comentario