Calmo Kirchner en cena con las Fuerzas Armadas

Política

Néstor Kirchner encabezó anoche la tradicional cena anual de camaradería de las Fuerzas Armadas, la cual abrió refiriéndose a la «justicia y verdad» en los crímenes cometidos durante la dictadura. Dijo que un reencuentro de la sociedad no «puede venir acompañado de impunidad», para finalmente hablar sobre la «profunda» reestructuración de las Fuerzas Armadas, que impulsa el gobierno, especialmente en la formación.

En el marco de la tensión de algunos sectores de las fuerzas a partir de sanciones por participación de uniformados en actos de homenaje a víctimas de atentados, el Presidente estuvo moderado, si se compara con el discurso en el Colegio Militar, donde fustigóa esos grupos por sus actospúblicos.

El Presidente sostuvo que «justicia y verdad son objetivos irrenunciables» de su gobierno, y que los tribunales constitucionales son los que deben «distinguir entre culpables e inocentes y cicatrizar heridas».

Consideró, además, que «no es justo para la memoria y la historia de las Fuerzas Armadas que se pretenda identificar las acciones de algunos con la actual institución».

  • Control riguroso

    «La separación de los responsables de las aberraciones cometidas en la dictadura preservan a las instituciones de las Fuerzas Armadas en su rol estratégico», dijo Kirchner en el casino de oficiales de la I Brigada Aérea de El Palomar, ante 200 comensales rigurosamente controlados. Además del vicepresidente, Daniel Scioli y la ministra de Defensa, Nilda Garré, estaban el jefe del Estado Mayor Conjunto, brigadier Jorge Chevalier; el del Ejército, general Roberto Bendini; el de la Armada, almirante Jorge Godoy; y el de la Fuerza Aérea, brigadier Eduardo Schiaffino, ante quienes manifestó su «repudio por los golpes de Estado de 1930, de 1955 y de 1976, el peor para los argentinos».

    El Presidente señaló: « Nuestro gobierno se encuentra comprometido con una política tendiente a la modernización de la defensa» y, en ese sentido, se refirió a la reforma que dejará, entre otros aspectos, la formación de los militares a cargo del Ministerio de Defensa.

    No hubo anuncios sobre mayor presupuesto, pero en cambio el Presidente remarcó que se debe «profesionalizar adecuadamente a los encargados de la defensa».

    «Definitivamente, queremos que nuestras Fuerzas Armadas pertenezcan a todos los argentinos», resaltó el Presidente y les dijo que está en curso una «profunda reforma de los programas educativos».

    «A lo largo del siglo XX, los planes se fueron separando del sistema educativo nacional», explicó para comunicar a los militares que el diseño de las planes de formación quedará a cargo de Defensa. Dijo en ese sentido que la educación «del ciudadano militar» y «la educación para la defensa» son dos conceptos que formarán parte del espíritu de la reforma.

  • Profesionalismo

    «Vamos a profesionalizar adecuadamente las Fuerzas Armadas -dijo-, porque son tiempos en los que los argentinos debemos contribuir a encontrar el marco necesario para el rol de nuestras instituciones.» También Kirchner remarcó «el rol fundamental del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas» y destacó: «Los argentinos debemoscontribuir para cualificarel rol de nuestras instituciones, una institución básica como es la de las Fuerzas Armadas; es tarea de ustedes es contribuir a esa cualificación, encontrar el marco de respuesta, la generosidad de comprender y entender la necesidad de respuestas claras a todos los sucesos que les tocaron vivir a los argentinos». « Definitivamente, queremos que nuestra Fuerzas Armadas pertenezcan a todos los argentinos.»

    El Presidente finalizó diciendo: «El hecho de ser cuadro de la misma fuerza, bajo ningún aspecto permite a nadie adueñarse. Es nuestra institución, de todos los argentinos».
  • Dejá tu comentario