Caló no se baja de pelea por CGT

Política

El secretario general de los metalúrgicos, Antonio Caló, no descartó ayer la posibilidad de encabezar una lista que le dispute a Hugo Moyano la conducción de la CGT, y sostuvo que la decisión surgirá de una resolución interna de su gremio.

Caló afirmó que la primera evaluación para una futura postulación al frente de la central obrera se hará «dentro de la UOM para ver qué papel quieren los compañeros metalúrgicos que juegue el secretario general».

El metalúrgico destacó que su gremio «puede estar en la cabeza de la CGT o estar último», pero aclaró que « siempre va a estar» dentro de la central obrera.

Caló se diferenció de este modo de una posible postura del Movimiento de los Trabajadores Argentinos (MTA) -sector que lidera el actual jefe de la central obrera, el camionero Moyano- que se mostraría en rebeldía si no renueva la conducción obrera, según sospechan desde otros gremios.

En este sentido, Caló destacó que «todos los dirigentes gremiales, gordos, flacos, o como les pongan, están en condiciones de dirigir la CGT», aunque afirmó que la UOM bregará para mantener la unidad de la central sindical.

«Cuando llegue el momentovamos a acordar, los dirigentesnos vamos a poner de acuerdo porque en este momento lo que más necesita el país es la unidad de todos los argentinos, no de la CGT sola», afirmó el metalúrgico, en declaraciones a radio « Millenium».

El gremialista evitó confirmar la continuidad de Moyano al frente de la CGT, situación que para muchos era casi un hecho, al sostener que recién después de que se reúna el Comité Central Confederal se resolverá la cuestión.

En este sentido, ratificó que las elecciones en la central obrera se realizarán el 8 de julio, «como había acordado la mesa chica», aunque no descartó totalmente una posible postergación, al señalar que «todavía» no tiene «ninguna novedad que se haya extendido».

Sucede que dirigentes del sector de los «gordos» se sumaron a la estrategia reclamada por el gastronómico Luis Barrionuevo de aplazar el cronograma electoral, postura que sería presentada con el respaldo de los independientes en la próxima reunión de los referentes máximos de la CGT.

La movida antimoyanista tiene el objetivo de prorrogar el mandato del camionero al frente de la Central Obrera con la esperanza de «desgastar» su imagen y promover una figura que le compita la conducción.

Dejá tu comentario